El fiscal que investiga el incendio desatado ayer en la catedral de la localidad de San Nicolás aseguró que hoy se iniciaron los peritajes para determinar la causa del siniestro. ‘Ayer por la alta temperatura no se pudo iniciar la etapa de peritajes, por eso comenzó a realizarse hoy‘, dijo el fiscal de la UFI N° 3 de San Nicolás, Julio Tanús, a cargo de la investigación del incendio que destruyó partes de la estructura de la histórica catedral de San Nicolás, ubicada al norte de la provincia de Buenos Aires.

 

En forma paralela a las pericias de la policía científica y de Bomberos, Tanús dijo que ‘ordenó‘ otras que apuntan a determinar si el siniestro fue ‘intencional‘ o un ‘accidente‘.

 

‘También comenzamos con los peritajes de las cámaras de seguridad que rodean a la Catedral y avanzamos con los testimonios de las primeras personas que estaban o que entraron en ese momento al lugar‘, precisó el funcionario en declaraciones a Radio2-Rosario. El fuego comenzó alrededor de las 15.00 de ayer y provocó pérdidas materiales en el templo, ubicado en pleno centro de San Nicolás, pese al trabajo de las cinco dotaciones de Bomberos de San Nicolás y Santa Fe que lograron extinguirlo en pocas horas.

 

‘Estamos muy apenados, se ha perdido no sólo el altar mayor y el coro, sino piezas históricas como la imagen de San Nicolás de Bari, que tenía aproximadamente 200 años‘, lamentó ayer en declaraciones a Télam el Intendente de esa localidad, Ismael Pasaglia.