Tras el impacto de la fuerte devaluación en el precio de los combustibles, que la semana pasada aumentaron en torno al 12%, un nuevo elemento generará nuevas subas. Este lunes, el Gobierno oficializó el incremento del 17% en el precio del biodiésel, que se utiliza para cortar el gasoil. 

Según la Resolución 3/2018 de la nueva Secretaría de Energía, publicada en el Boletín Oficial, el precio de la tonelada de biodiésel pasó de $ 22.589 a $ 26.509.

El presidente de la Federación de Expendedores de Combustible, Gabriel Bornoroni, explicó que la incidencia de ese producto en la elaboración del gasoil es del 10%, por lo que la suba que podrían aplicar las petroleras rondaría el 1%. Sin embargo, desde las petroleras ven el incremento -que se concretaría esta semana- más cercano al 2%. Las empresas están evaluando sus números.

Bornoroni afirmó que tomando todas las variantes (el precio del crudo, el dólar y el biodiésel), el atraso en el precio de los combustibles de alrededor del 17%, que podría aplicarse antes de fin de año.

En la resolución firmada por Javier Iguacel se explica que el aumento autorizado para el biodiésel responde a "las recientes alteraciones cambiarias" y al impacto del nuevo esquema de retenciones en el precio de la soja, el principal componente con el que se elabora.

La semana pasada, y luego de la fuerte devaluación del peso, las petroleras aumentaron sus precios un 12% en promedio. En lo que va del año, la nafta súper subió más del 46% y la premium, 51%.