Mientras los brigadistas trabajan para controlar los incendios desatados en La Pampa y la provincia de Buenos Aires, el ministro de Ambiente, Sergio Bergman, visitó las zonas afectadas. Luego, habló sobre la preocupante situación y la vinculó al apocalipsis. Sin embargo, más tarde le bajó el tono a una polémica frase: dijo que, cuando definió la situación como resultado de una "profecía apocalíptica", se refería a los efectos que causa el cambio climático.

 

"Rectificaría el término 'profecía apocalíptica', me gustaría corregirlo", expresó Bergman en declaraciones al canal de cable Todo Noticias. "Lo rectifico porque no me gustaría que se tome con una connotación de profecía o apocalipsis; me parece que que el término apropiado es 'el cambio climático tiene efectos que tenemos que asumir y ya no es una especulación, es un hecho objetivo y real", explicó.

 

Bergman había pronunciado la polémica frase durante una visita -junto al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo- a las zonas afectadas por los incendios en la provincia de Buenos Aires. "Lo que parecía una especie de profecía apocalíptica, los argentinos y el mundo empezamos a ver que acá tenemos incendios, en Santa Fe tenemos inundaciones", fue su definición.

 

"Esto habla justamente de lo que se llama adaptación, que es cómo nos vamos a ir organizando para que frente a lo que hicimos al planeta, que nos devuelve multiplicado con estas catástrofes, estemos en condiciones de minimizar riesgos", amplió luego el ministro de Ambiente.