En pie de guerra. Sonia Alesso, la titular de CTERA, anunció la nueva medida de fuerza de los docentes consensuada con otro peso pesado de Educación: Roberto Baradel, el jefe de SUTEBA, el combativo gremio bonaerense.

 

 

Bajo el lema "la educación pública está en peligro", la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) convocó ayer a un paro nacional docente para el próximo 13 de septiembre.

Será un paro por 24 horas con movilización hacia el Congreso Nacional en reclamo de la reapertura de la paritaria nacional que quedó derogada a principios de año. Asimismo, piden por mayor presupuesto educativo, una nueva ley de financiamiento, mejores condiciones laborales y rechazan el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

En San Juan, la Unión Docentes Agremiados provinciales (UDAP) esperará las definiciones de un plenario para decidir su adhesión a la medida de fuerza.

En este sentido, el integrante de la Junta Ejecutiva CTERA y secretario adjunto de UDAP, Luis Lucero, explicó DIARIO DE CUYO online que la adhesión de UDAP lo definirán los delegados mediante un plenario.

"Vivimos una situación muy delicada. Los salarios no mejoran, se han frenado obras escolares y con la quita del Fonid, la provincia ha tenido que hacerse cargo de una suma considerable de pesos", amplió Lucero.

Si bien no hay fecha y hora para el plenario en San Juan, desde UDAP estiman que "será en estos días" para comunicar la decisión con tiempo.

La jefa de CTERA, Sonia Alesso, fue la encargada de dar a conocer la medida. El principal reclamo es la recomposición salarial de los docentes, en medio de la fuerte devaluación de los últimos años y las expectativas pesimistas en torno a la inflación.

Este nuevo paro y marcha docente será bajo la consigna "La educación pública está en peligro" y reclamarán -además de la vuelta de la paritaria nacional- por "defensa del salario; condiciones dignas para enseñar y aprender; la continuidad del Fonid (Fondo Nacional de Incentivo Docente) y del Fondo Compensador; y mayor presupuesto para Educación".

La huelga de CTERA se concreta al mismo tiempo que los gremios bonaerenses, que concentran la mayor cantidad de docentes del país y preparan un paro de 96 horas para la semana que viene.

Los gremios conducidos por Roberto Baradel y Mirta Petrocini -SUTEBA y FEB- ya tienen el mandato de sus bases de lanzar la medida de fuerza más extensa en lo que va del año. Sería por 96 horas en caso de no haber nueva convocatoria a paritarias. Con esos cuatro días perdidos, se llegaría a 23 días de paro en territorio bonaerense.

La última oferta del gobierno de María Eugenia Vidal fue una suba global del 20,7%, más la promesa de reabrir la paritaria en octubre. Pero los gremios dijeron "no" y lanzaron un paro por 72 horas.

Todavía hay cuatro provincias que no cerraron paritarias con sus docentes. En Buenos Aires, Chaco, Santa Cruz y Tierra del Fuego se mantienen conflictos salariales.

"Desde nuestra organización no vamos a ser cómplices de la destrucción de la educación de nuestros niños y jóvenes", dicen los secretarios del gremio mayoritario en un comunicado. SADOP, el sindicato de los privados, ya anunció que se plegará a la medida de fuerza y a la movilización que tendrá lugar en el Congreso de la Nación.

"Nos quitaron la paritaria nacional docente, desinvierten en infraestructura escolar y afectan a la universidad pública, por lo que decidimos que marcharemos todos los sectores", afirmó Sonia Alesso, dirigente sindical de CTERA.

Con este nuevo paro serán 8 días de huelga en lo que va del año. El paro anterior había sido de 48 horas tras las vacaciones de invierno.


 

Universitarios

26%

El Gobierno les mejoró la oferta a los docentes universitarios y el viernes habrá una nueva reunión. Ofreció un aumento de entre 24 y 26, más una cláusula de revisión en diciembre.