El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, destacó el valor de la "ética de la solidaridad" en la que se basa el Gobierno nacional en sus políticas, desde las medidas para prevenir los contagios de coronavirus, pasando por la oferta sanitaria para atender a los enfermos, o el plan de vacunación.

El jefe de Gabinete indicó que en ese marco también se inscribe "la lucha para terminar con el trabajo infantil", al encabezar hoy, en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, el Programa de Fortalecimiento Federal para la Erradicación del Trabajo infantil - "Promotores de Infancias Libres de Trabajo Infantil", acompañado por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

A su turno, Moroni ratificó la política del Gobierno nacional de erradicar la explotación laboral de los niños pero dejó en claro que, para poder implementar cualquier medida, es necesario "el compromiso de los poderes territoriales".

En este sentido, agregó que, para la aplicación de cualquier ley, es necesaria "la conducta" porque-subrayó- las "leyes sin conducta, no son derechos".

De la actividad participaron también los ministros de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, informo el Gobierno en un comunicado.

De acuerdo a la informado, la iniciativa está "dirigida a 400 líderes y lideresas de todas las provincias capaces de hacer más efectivas las estrategias de prevención y detección del trabajo infantil y trabajo adolescente en condiciones no protegidas".

El objetivo, se explicó, es el de "desarrollar intervenciones de manera articulada con la Copreti (Comisión para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil), organizaciones de la sociedad civil, sindicatos y empresas, en localizaciones territoriales o en cadenas de valor que presenten riesgos de utilización de trabajo infantil", y en ese sentido se otorgarán 300 becas.