"Todo el sistema político y judicial está destinado a proteger a [Julio] De Vido. Lo cuidan porque puede hablar y comprometer a empresarios, banqueros, jueces, miembros del Tribunal Supremo... A todos. Cuando digo todos, esto incluye a algunas personas del Gobierno". Fiel a su estilo, la diputada nacional Elisa Carrió cargó contra políticos y jueces porque "no quieren" que se conozcan causas de corrupción.

 

"Todo el sistema político y judicial está destinado a proteger al [ex ministro de Planificación Federal Julio] De Vido. Hay lobby para evitar que se lo complique y para ocultar el dinero de las campañas políticas. Todo para que no se sepa quiénes recibían las coimas...", planteó Carrió.

 


"Lo cuidan [a De Vido] porque puede hablar y comprometer a empresarios, banqueros, jueces, miembros del Tribunal Supremos... A todos", sostuvo la legisladora en diálogo con radio Mitre. "Cuando digo todos, esto incluye a algunas personas del Gobierno", agregó.

 

 

"La relación con [el apellido] Macri y De Vido es obvia... En el Correo [Argentino] se nota claramente. Digo que algunos pueden estar [involucrados], no Mauricio ni [Gustavo] Arribas [el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI)]", agregó.


Según Carrió, "lo que no puede pasar es que no se condene a los corruptos, que no salgan a la luz los Kirchner, los Aníbal Fernández, que tienen conexión con todos los negocios, desde la efedrina hasta los puertos". Y agregó: "Si esto no se da a la luz, no hay Lava Jato en la Argentina".

 

Carrió también se refirió al "trato discriminatorio" de la Justicia respecto de "pobres y ricos". Comparó con la detención de la titular de la Tupac Amaru, Milagro Sala, con la libertad del ex ministro de Planificación Federal o de la ex presidenta Cristina Kirchner. "Que vaya por el mundo una persona procesada en dos causas muestra que hay trato discriminatorio respecto de los pobres y los ricos. Está presa Milagro Sala pero están libres los que operaron todo esto como De Vido", remató.