La madre de Facundo Astudillo Castro, quien fue visto por última vez el 30 de abril tras salir de la localidad bonaerense de Pedro Luro, dijo ayer que hay "muchas" posibilidades de que los restos óseos encontrados semienterrados en la arena en un canal pertenezcan a su hijo.

"A mi hijo lo puedo estar llevando en esos restos hoy en día por violar la cuarentena. A mi hijo lo desaparecieron por romper la cuarentena", dijo Cristina Castro, la madre de Facundo (22 años).

Desde el ministerio de Seguridad de la Nación informaron que "en la noche (del sábado pasado), a partir del hallazgo de un pescador local, la fiscalía federal alertó a los equipos de rastrillaje de la Policía Federal Argentina de la aparición de un cuerpo humano esqueletizado en el canal denominado Cola de Ballena, próximo a las líneas Férreas de Ombucta, de Villariño Viejo". Uno de los abogados de la familia, Luciano Peretto, había señalado que el lugar donde apareció el cuerpo está a pocos kilómetros en línea recta con el punto de la ruta 3, en Teniente Origone, donde tres testigos afirman haber visto subir a Facundo a un patrullero de la policía bonaerense, el día que desapareció, 30 de abril.

"Vinieron a tirar acá los huesos de mi hijo", indicó Cristina, quien al ser consultada sobre las posibilidades de que los restos pertenezcan a su hijo respondió: "Muchas. Es mi instinto de mamá".

"Lo único que hemos reconocido como de Facundo es una zapatilla, pero que fue puesta ahí hace dos o tres días porque está intacta, no tiene absolutamente ni un desgaste", afirmó Cristina, quien detalló que a los restos óseos analizados les faltaban "los brazos y otras piezas".

Sobre la zapatilla, la mujer dijo que estaba a unos "treinta metros" del esqueleto, y que es "la misma de la fotografía" que se le tomó a su hijo el día en que desapareció tras ser demorado por la policía bonaerense.

"Es un cuerpo que está en un lugar que es un salitral, un humedal de agua salada, boca abajo, no es un lugar profundo, nadie se puede morir o suicidar de esa manera. Para que esté ahí alguien lo tiene que haber puesto", aseguró Leandro Aparicio, otro de los abogados de la familia de Facundo.

La principal versión que se maneja es que Astudillo Castro habría sido detenido en la localidad de Mayor Buratovich, partido de Villarino, donde presuntamente le labraron dos actas por haber violado la cuarentena, pero hasta ahora no se sabe con precisión qué pasó con él después de eso.

Su familia está convencida de que fue víctima de una "desaparición forzada" y que al menos nueve oficiales de la Policía Bonaerense desplegaron un plan de encubrimiento que incluye "demoras en los rastrillajes, pistas falsas y testigos truchos" a la causa, según denunció Aparicio.

Facundo fue visto por última vez el 30 de abril, cuando salió de la localidad de Pedro Luro (Villarino), con dirección a Bahía Blanca, en plena cuarentena. Ese día, el joven decidió romper el aislamiento para llegar a dedo hasta la casa de su exnovia en Bahía Blanca. El caso generó incógnitas cuando una mujer aseguró haber trasladado al joven en una camioneta el 30 de abril y haberlo dejado sobre la ruta 3.

Los estudios

Uno de los abogados de la familia, Luciano Peretto, aclaró que la autopsia se realizará en la Ciudad de Buenos Aires. "Esta noche (por ayer) llegarán los restos y estimamos que el estudio comience el martes por la mañana. Lo van a realizar integrantes de Antropología Forense de la Nación", explicó.

Las críticas y apoyos desde Casa Rosada

Desde que conoció la versión sobre la aparición de un cuerpo compatible con el del joven Facundo, desaparecido hace más de tres meses, el presidente Alberto Fernández sigue "minuto a minuto" esa investigación judicial en jurisdicción bonaerense.

Informado por la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, de las alternativas del caso, y en contacto con Cristina Castro, la madre del joven de 22 años del que nada se sabe desde el 30 de abril, el Presidente quiere que la Justicia vaya "a fondo" para investigar responsabilidades, coinciden las fuentes oficiales.

"Todo es muy turbio. Hay que dejar que la investigación sea transparente. Apoyar a la madre. Estas cosas no se pueden permitir. Se tienen que encontrar a los responsables y hacer justicia. Sea quien sea", afirmaron muy cerca del jefe de Estado al diario La Nación durante la tarde de ayer, mientras las investigaciones judiciales seguían su curso en las inmediaciones de la localidad bonaerense de Villarino, donde se encontró un cuerpo semienterrado que podría ser el del joven.

Cerca de la Casa Rosada y desde el Ministerio de Seguridad coinciden en apoyar al gobernador bonaerense Axel Kicillof. También critican por lo bajo al ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien poco después de hallado el cuerpo dio a entender que se trataba de Astudillo. "Su actitud fue bastante irresponsable, se apuró. Hay que tener respeto por la familia del chico y no adelantarnos al trabajo de la Justicia", agregaban cerca de Frederic.

Sin "encubrir"

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que "no encubrirá" a nadie y que "colaborará con la investigación", al tiempo que el jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, apoyó al mandatario provincial y aseveró que "gobierne quien gobierne, este tipo de situaciones no deben suceder".