En Santa Fe. En la audiencia de ayer le informaron a "Monchi Cantero" (primero de izquierda a derecha) que debe pasar 37 años en prisión. "Guille" Cantero, de anteojos, 22 años.

Dos de los cabecillas de la banda narco "Los Monos" fueron condenados ayer a 37 y a 22 años de prisión, acusados de ser jefes de una asociación ilícita y por cinco homicidios cometidos en mayo del 2013, mientras que otros ocho civiles y nueve miembros de fuerzas de seguridad recibieron penas de entre 11 y 3 años de encierro.

Las condenas por "unanimidad" fueron dictadas ayer por el Tribunal Oral Penal 1 de Rosario (Santa Fe) durante una audiencia. El tribunal está integrado por los jueces Ismael Manfrín, María Isabel Mas Varela y Marisol Usandizaga. La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, resaltó a través de las redes sociales que se trató de un fallo "histórico".

La lectura de la parte resolutiva de la sentencia -cuyos fundamentos se darán a conocer el 2 de mayo próximo- se realizó en la sala de audiencias del Centro de Justicia Penal de Rosario.

Los acusados escucharon el veredicto, que comenzó a leerse a las 11, con apariencia tranquila y hasta cruzaron conversaciones sonrientes con sus defensores. La condenas más severas recayeron en los integrantes del clan Cantero: Ramón Ezequiel Machuca (35), alias "Monchi Cantero", recibió 37 años de prisión por asociación ilícita en calidad de jefe y cuatro homicidios agravados, como instigador; mientras que Ariel "Guille" Cantero (26) fue condenado a 22 años de cárcel por liderar la misma asociación ilegal y por cometer un asesinato.

En tanto, los jueces condenaron a Ariel Máximo Cantero (52), alias "El Viejo" y antiguo fundador de la banda a 6 años de prisión como miembro de la asociación ilícita, pero su abogado defensor Carlos Varela adelantó que el condenado estaría en condiciones de recuperar la libertad.

Para otros siete civiles acusados, en tanto, el tribunal impuso penas de entre 11 y tres años de prisión de cumplimento condicional, mientras que absolvió a la expareja de "Pájaro" Cantero, Lorena Verdún (29) y a Rafael Lapiana (62), que llegó a juicio acusado de lavar dinero ilegal de la banda a través de pases de futbolistas.

De los 13 integrantes de las fuerzas de seguridad juzgados, el tribunal absolvió a cuatro y dictó penas de entre 7 y 5 años de cárcel para otros nueve, ocho de los cuales habían llegado libres al juicio y quedaron detenidos en la misma sala de audiencia. Antes de leer las condenas, el tribunal informó que rechazó todos los pedidos de nulidad presentados por las defensas de los 25 acusados.

El abogado de Machuca, Carlos Edwards, adelantó que apelará por "ilegal" el monto de la condena, ya que a su criterio la máxima pena para el delito por el cual se lo condenó está estipulada en 35 años de cárcel.

El juicio oral a "Los Monos" se inició el 21 de noviembre pasado y se extendió hasta el 27 de marzo último. Si bien la banda es considerada una gran organización narcocriminal que opera en Rosario, en este juicio se la juzgó por conformar una asociación ilícita dedicada a cometer una seguidilla de crímenes y enfrentamientos que se iniciaron en busca de venganza tras el asesinato de uno de sus líderes, el "Pájaro" Cantero.

Los crímenes que se les imputaron a la banda ocurrieron en mayo del 2013, tras el asesinato de Claudio Ariel "Pájaro" Cantero, quien era entonces el jefe de la banda narco más importante de Rosario.

Según se determinó en el juicio, el 16 de mayo de ese año "Monchi Cantero" mandó a tirotear una vivienda que funcionaba como búnker de venta de drogas de una banda que pretendía quedarse con el negocio de Los Monos y allí murió la adolescente Lourdes Cantero, quien no tenía parentesco con el clan.

Para la lectura de la sentencia se montó un importante operativo de seguridad.


El 28 de mayo fueron asesinados Marcelo Alomar (34), Nahuel César (23) y su madre Norma César (49). Los investigadores determinaron que "Monchi" quería vengar la muerte del "Pájaro" Cantero y buscaba a un tal Milton Damario por considerar que había participado del asesinato, pero los sicarios se confundieron y mataron a Nahuel César (que tenía un hermano llamado Milton, como el que buscaban), a su madre y a Alomar. El quinto homicidio que tuvo como víctima a Diego "Tarta" Demarre (32) ocurrió el 27 de mayo de 2013 y los pesquisas también establecieron que fue cometido por Ariel Máximo Cantero como "venganza" por la muerte de su hermano "Pájaro".

Para muchos, Los Monos eran lo más parecido al Cartel de Medellín. Eran los narcos más violentos de Rosario. Allegados aseguran que su recaudación orilla, cuanto menos, 100.000 pesos diarios de ganancia neta. Eso incluiría no sólo el comercio ilegal de drogas. También la "protección" pagada por otras bandas dedicadas al negocio. Otros cálculos apuntan a una ganancia de 400 mil pesos por día. Télam