El flujo vehicular en el paso Los Libertadores, que une Mendoza con Chile, es “incesante”. El intenso movimiento comenzó el lunes y fue creciendo paulatinamente con el paso de los días. En ese contexto, la espera para cruzar al país trasandino es de seis horas, según los datos aportados por autoridades de frontera esta mañana temprano.

 

Es que hoy la fila en Los Libertadores llega hasta el túnel internacional Cristo Redentor y luego se corta para comenzar de nuevo del otro lado en zona argentina, más precisamente en Las Cuevas.

 

“El movimiento es incesante y constante desde anoche. Por suerte se abrieron a las 5 de la madrugada siete casillas de atención, lo que ayudó bastante a agilizar el paso a Chile desde temprano. Pero la verdad es que hay una verdadera fila india”, dijo Alejandro Diumenjo, delegado de Migraciones de Mendoza.

 

Diumenjo sostuvo que uno de los temas que se tratará la semana que viene con el coordinador del complejo chileno y el coordinador de la frontera del Ministerio del Interior, Reginaldo Flores, es que en Los Libertadores no se ha estado cumpliendo con la apertura de las 16 casillas prometidas. De hecho, ayer sólo había 10 puestos de atención habilitados, algo que contribuye a demorar justamente el cruce aduanero.

 

Desde Gendarmería Nacional enviaron datos del movimiento por el túnel Cristo Redentor entre el lunes 26 y el jueves 29:

 

-Vehículos a Chile: 9.033

 

- Personas a Chile: 35.145

 

 

- Vehículos a Argentina: 4.498

 

- Personas a Argentina: 15.165


Fuente: Los Andes