Tamara Gómez (41) ingresó a la clínica Modelo de Santa Rosa el viernes. Ese día se hizo los exámenes prequirúrgicos y fue sometida a una cirugía estética, una lipoaspiración a cargo del cirujano estético Mariano Jañez. Con el paso de las horas empezó a sentirse mal y murió en la madrugada del domingo, antes de recibir el alta.

 

Sus familiares están desesperados. Mauricio Gómez, su hermano, asegura que Tamara "estaba muy bien de salud, los análisis pre-quirúrgicos le dieron bien. No nos han dado ninguna explicación de nada, nosotros queremos saber qué pasó”.

 

Gómez apunta a los médicos que estuvieron a cargo de la operación y del cuidado posterior. Según la versión del hermano de la mujer, Mariano Jañez se fue de Santa Rosa ese mismo día después de operarla. La mujer quedó a cargo de Carlos Jañez, cirujano plástico y padre del médico que realizó la operación.

 

"El médico que la operó no n

os explicó nada, porque él la operó y ese mismo día se fue a Buenos Aires a llevar los hijos. Mi hermana quedó a cuidado, supuestamente, del padre del médico... así que con el único que hablamos fue con él", dijo Mauricio Gómez a El Diario de La Pampa.

 

La noticia se las dio un médico de guardia. "Cuando llegué a la clínica, me quedé a acompañar a mi mamá. En un momento bajó el médico de guardia, que no sé el nombre y nos dijo que habían tratado de reanimarla, pero que mi hermana había tenido un paro cardíaco y que había muerto", dijo el hermano de la víctima.

 

Ahora la familia busca respuestas y por eso, acudió a la Justicia. “Con el correr de las horas empezamos a analizar los que nos decían. Así que ayer (por este miércoles) hicimos una denuncia en la Seccional Primera por abandono de persona y por mala praxis", afirmó. A su vez, la madre de Tamara Gómez y una amiga presentaron otra denuncia en la fiscalía de turno por las mismas causas.