En medio de la jornada de movilización de la CGT, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, consideró que "sería muy bueno" que "el transporte público siga funcionando normalmente" y que la medida "sirva para reflexionar", al tiempo que insistió en que el camino es el "diálogo" y no el paro, porque "no lleva a ningún lado".

 

"Sería muy bueno que en el día de movilización de hoy el transporte público siga funcionando normalmente, y que sirva para reflexionar", dijo el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich en declaraciones a radio La Red.


Remarcó que su cartera tiene "buen diálogo con los sindicatos del transporte", e insistió en que "el paro no lleva a ningún lado", sino que "es un costo para el país" y "genera conflictividad", al ser consultado sobre una probable medida de cese de actividades que la CGT convocaría para fin de marzo o principios de abril, y que podría se anunciada hoy en el marco del cierre de la movilización.

 

"El paro no lleva a ningún lado, es un costo para el país, genera conflictividad en un entorno en el que estamos abiertos al diálogo y nosotros estamos abiertos al diálogo", consignó el titular de la cartera de Transporte de la Nación.


Dietrich agregó que hace dos semanas se reunió con los sindicatos del transporte y que en esa oportunidad se habló de "las nuevas rutas" que están construyendo para impulsar el turismo y la generación de fuentes de trabajo, y "la recuperación del Belgrano Cargas".  "Cada uno de los dirigentes sindicales sabe que el empleo se está recuperando desde agosto del año pasado y que la economía está creciendo después de años de estancamiento. El diálogo permite mejorar la situación", finalizó.