El pasado lunes, investigadores de la Auditoría Interna llegaron de sorpresa a la Delegación Narcotráfico y Drogas Ilícitas de La Matanza, en Buenos Aires. El jefe del operativo le ordenó a los policías que se quedaran en sus lugares mientras sus colaboradores revisaban cada rincón del establecimiento. Finalmente, el martes, en la continuidad de la pesquisa, encontraron lo que buscaban: cocaína fraccionada.

 

Tres fuentes policiales confirmaron a TN.com.ar que el equipo de la Auditoría Interna secuestró 160 envoltorios de cocaína que los policías habían escondidos en chalecos antibalas.

 

Los auditores regresaron el miércoles y el jueves a esa brigada antidrogas en busca de otras pruebas. Es más: el último día ordenaron realizar exámenes toxicológicos a todos los agentes.

 

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, designó el viernes al comisario mayor Marcelo Ferreyra como interventor de la Delegación Narcotráfico y Drogas Ilícitas de La Matanza.

 

El jefe de la Auditoría Interna desafectó de manera preventiva a cuatro policías de la brigada antidrogas, pero en las próximas horas podrían sumarse otros.

 

Fuente: TN