La dirigente de derechos humanos y exministra de la Nación Graciela Fernández Meijide consideró que en los actos del "Día de la Memoria", el 24 de marzo pasado, "por primera vez el kirchnerismo mostró su admiración por la lucha armada". También consideró que por primera vez en ese acto "uno de los organismos de derechos humanos dice que forma parte de un partido político", en referencia a las declaraciones de la titular de Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, sobre su pertenencia al kirchnerista Frente para la Victoria.

 

"Ser padres de un desaparecido no te convierte automáticamente en una persona diferente de lo que venías siendo: no te hace mejor ni peor de lo que ya eras", aseguró además la ex miembro de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep) en una entrevista que publica este domingo el diario Clarín.

 

Fernández Meijide señaló que Néstor Kirchner y Cristina Fernández "se interesan en los derechos humanos cuando llegan al poder y es (el periodista y abogado) Horacio Verbitzky quien les dice que tomen este tema".

 

Madre de Pablo Fernández Meijide, secuestrado y desaparecido a los 17 años durante la dictadura militar (1976-1983), la dirigente sostuvo que "en los 12 años en que Néstor Kirchner fue gobernador en la provincia de Santa Cruz, ni un día 24 de marzo hizo un acto público".

 

Y agregó que el acto del 24 de marzo "parecía un gran barullo, pero al final fue clarificador: por primera vez el kirchnerismo mostró su admiración por la lucha armada y por primera vez en la historia de los organismos de derechos humanos se levanta el tema de esa lucha armada como algo digno de ser notificado" . "Y también por primera vez uno de los organismos de derechos humanos dice que forma parte de un partido político, que es el kirchnerismo. Ni siquiera el peronismo", agregó.

 

La exintegrante de la Conadep aseguró que durante los gobiernos de Kirchner y Cristina Fernández se "instrumentalizaron los derechos humanos para la política" y "ese uso político fue una falta de respeto en algo en que los argentinos habíamos logrado un consenso".

 

En relación a los cánticos que equiparan al gobierno de Mauricio Macri con la dictadura militar, afirmó que quien hace eso "está usufructuando de una posición legítimamente ganada, digo de oposición a la última dictadura, desde la resistencia, y ahora llama dictadura a todo lo que no le gusta".

 

"Lo que mejor nos sale (a los argentinos) es poner al adversario como enemigo", subrayó Fernández Meijide, quien ocupó la cartera de Desarrollo Social durante el gobierno de Fernando de la Rúa (1999-2001).

 

Fuente: Télam