Optimismo vs. realidad. Marcos Peña dijo que en el Gobierno "no tenemos duda de que este año la inflación va ser bastante más baja a la del año pasado". En 2017 llegó al 24,5 por ciento. 


 

En medio de un creciente descontento por la suba de precios, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, salió ayer a intentar poner paños fríos al duro debate por el alza de la inflación. Tras reconocer que se atraviesa un "momento complejo" que "sin duda" la inflación de este año "va a ser significativamente más baja que la del año pasado" y que el Gobierno trabaja para "seguir cumpliendo la meta del 15 por ciento" fijada en el Presupuesto.

Sin embargo, el FMI descree ya que estima que la inflación en Argentina durante 2018 será del 19,2%, mientras, la oposición, une fuerzas en el Congreso para aprobar un proyecto que congele la suba de tarifas, una de las principales motores que alimenta la inflación. 

En su alocución, Marcos Peña señaló que "a partir de los indicadores de mayo" va a ver "una merma muy significativa" en la inflación, y sostuvo que en el Ejecutivo están "convencidos de que lo más complejo de la inflación está terminando ahora". Así lo expresó a la prensa al término de la reunión de Gabinete que ayer deliberó durante una hora y media en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada, donde -dijo Peña- los temas centrales fueron "la marcha de la economía" y la reunión que, junto al ministro Germán Garavano, mantuvo el lunes con miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Allí, consultado sobre la meta del 15% de inflación que había sido fijada para este año por el Gobierno, Peña remarcó que "no es un pronóstico ni un compromiso sino un orientador en términos de la política económica". En este marco, expresó la convicción del Gobierno de que la inflación "va seguir bajando en este país", aunque admitió que se asiste hoy a "un momento más complejo" pero apuntó que "la actividad económica está dando buenos indicadores en casi todos los rubros de la economía".

"Hay una economía que crece y que genera empleo y esta es una transición que estamos recorriendo en forma gradual porque sabemos que, lamentablemente, bajar la inflación mucho más fuerte exige una cuestión de impacto social que no sería bueno para el país", argumentó el jefe de ministros.

"Sabíamos -continuó- que estos primeros cuatro meses era más complejo por un tema de los reacomodamientos tarifarios que faltaban y es el último esfuerzo grande que restaba hacer; lo que viene es una cuestión mucho más acotada", explicó. En ese contexto, reafirmó la convicción del Gobierno de que "a partir de los indicadores de mayo" se va a dar "una merma muy significativa en el camino que estamos recorriendo de reducción de la inflación".

En tanto, consultado sobre el incremento de las naftas y su impacto en la economía, el jefe de Gabinete respondió que, en eso, "hay un dato que es importante que todos los argentinos entendamos" y que es que "está subiendo el precio del petróleo en todo el mundo". "Es un precio internacional y ya perforó los 70 dólares y hay pronósticos de que va a seguir subiendo y ese es un tema que nosotros no manejamos", sostuvo Peña, quien remarcó que, "claramente, ése es un tema que rige el mercado de los combustibles y la energía en general". Asimismo, evaluó como positivo para el sector que "cuanto más competencia haya y más inversión en energía", y, en esa dirección detalló que "las inversiones anunciadas para este año son de más de 13.000 millones de dólares y ha aumentado la producción de petróleo y de gas".

#Atención Queremos que no te pierdas nuestras noticias. Mirá este video y seguí las instrucciones

#Atención #FacebookQueremos que no te pierdas nuestras noticias. Mirá este video y seguí las instrucciones

Publicado por Diario de Cuyo en martes, 10 de abril de 2018