El jefe de Gabinete, Marcos Peña, recibirá hoy en su despacho de la Casa Rosada a los gobernadores de Chubut, Río Negro y Neuquén tras la escalada de violencia de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) en sus provincias. El objetivo del Gobierno es acordar un protocolo que pueda implementarse contras la RAM en la Patagonia.

 

Los gobernadores de Chubut, Mariano Arcioni, de Río Negro, Alberto Weretilneck, y de Neuquén, Omar Gutiérrez, fueron convocados para el miércoles a las 15. También participarán los ministros de Seguridad, Patricia Bullrich; de Justicia, Germán Garavano; y del Interior, Rogelio Frigerio.

 

Uno de los puntos clave de la cumbre será definir quién aportará los agentes ante cada operativo, si el Gobierno, con la Policía Federal, Gendarmería, Prefectura o Policía de Seguridad Aeroportuaria, o las provincias, con sus efectivos locales.

 

El Sur argentino vivió dos hechos de violencia en los últimos meses. El primero tuvo que ver con la muerte de Santiago Maldonado. Según confirmó el juez federal subrogante de Esquel, Gustavo Lleral, Santiago Maldonado murió el 1 de agosto por "asfixia por sumersión coadyuvado por hipotermia" en medio de un operativo desalojo de Gendarmería en Cushamen.

 

Casi cuatro meses después, Rafael Nahuel recibió un tiro durante un enfrentamiento entre el grupo y Prefectura. La bala calibre 9 milímetros, que es usada por las fuerzas de Seguridad, ingresó por su glúteo izquierdo y subió hasta el tórax, quitándole la vida.