El papa Francisco escribió una carta a la presidenta de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, en la que le dijo que no hay que "tener miedo de las calumnias", reveló ayer la activista de los derechos humanos, que se enfrenta a un proceso judicial por supuesta malversación de fondos.

"No hay que tener miedo a las calumnias. Jesús fue calumniado y lo mataron después de un juicio dibujado con calumnias. La calumnia solo ensucia la consciencia y la mano de quien la arroja", leyó Bonafini, que dirige una de las dos corrientes en que se dividió la asociación hace años.

La misiva, recibida ayer según Bonafini, de 89 años, llega después de que el lunes se atrincherara en la sede de la Fundación para impedir un allanamiento en la causa que se investiga la malversación de fondos con las subvenciones que recibían las Madres para la construcción de viviendas oficiales.

"Ustedes saben que yo me escribo bastante con Francisco, le escribo y le cuento qué nos pasa. También le dije que me ponía contenta que él no le tuviera miedo a las balas y que el enemigo le tuviera tanto miedo a él", explicó la titular de la organización acerca de su relación con el sumo pontífice.