Carrera alcista. Entre jueves y viernes de la semana pasada, el dólar aceleró su carrera alcista y subió hasta casi rozar los $30 el viernes y luego moderar el alza para cerrar en $29,66.

 

Aunque el viernes pasado casi llegó a cotizar en 30 pesos, el dólar cerró ayer a 29,038 pesos en los principales bancos, según el promedio que saca el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Eso significa que bajó unos 53 centavos en relación al viernes, cuando quedó a 29,57.

Según medios nacionales, este descenso en la moneda fue también generado por diversas medidas tomadas por el Gobierno ayer, como el anuncio de la licitación de Letras del Tesoro en dólares y la suba por parte del Central de tres puntos porcentuales en los encajes para todos los depósitos en pesos.

Según informó ayer el Ministerio de Hacienda, Argentina licitará hoy Letras del Tesoro (Letes) en dólares con vencimiento en julio del 2019. El diario La Nación había dicho que el país lanzaría al mercado una venta por entre 2.000 millones y 2.500 millones de dólares en letras en la moneda estadounidense, citando a una fuente oficial de alto nivel. En un comunicado, el Gobierno señaló que los inversionistas podrán comprar los títulos en dólares, pesos argentinos, o mediante las letras del Central a corto plazo conocidas como Lebacs.

Con el objetivo de frenar la volatilidad del mercado cambiario, el BCRA subió ayer tres puntos porcentuales la exigencia de liquidez para los depósitos bancarios en pesos. En un comunicado, detalló que con esta medida espera obtener una absorción de liquidez de unos 60.000 millones de pesos argentinos (2.083 millones de dólares), y se suma a la ya adoptada hace dos semanas de subir los "encajes bancarios" cinco puntos porcentuales.

"Un control más firme de la liquidez es fundamental para minimizar la volatilidad del mercado cambiario", argumentó el BCRA. El encaje bancario es la parte de los depósitos que los bancos deben mantener inmovilizados para hacer frente a los retiros de efectivo por parte del público.

En el Banco Nación, el dólar cerró en 27,80 pesos para la compra y 28,80 pesos para la venta. En la misma entidad, la divisa había cerrado el viernes pasado en 28,40 pesos para la compra y 29,40 pesos para la venta. El dólar mayorista bajó 55 centavos y cerró en 28,30 pesos.

El ministerio de Hacienda se desprendió de 150 millones de dólares, mientras que el Central, en el momento más caliente de la rueda, decidió intervenir ofreciendo 300 millones de dólares, según informó el diario Clarín. Ayer, Hacienda informó que volverá a vender 100 millones diarios y justificó la suba del viernes por la necesidad de fondos para pagar los aguinaldos. La demanda de dólares tiene varias fuentes, pero sobre todo dos: empresas con excedentes de pesos, e inversores que están desarmando posiciones en Lebacs porque ni siquiera una tasa del 47 por ciento anual les resulta tentadora para seguir manteniendo sus colocaciones en pesos. También hay demanda minorista -sobre todo con los pesos del medio aguinaldo- pero es una porción minoritaria. Y además, inversores que venden títulos públicos para hacerse del billete. Efe y Reuters


Las tasas
 

Por efecto de las medidas anunciadas ayer por el BCRA y el Gobierno para quitarle presión al tipo de cambio, las tasas de Lebacs en el mercado secundario se dispararon y cruzaron la barrera del 50%, ayudando a descomprimir la demanda de dólares.


Liquidación
 

La Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales informaron que en junio liquidaron U$S 3.225 millones. Fue el junio más importante de la historia en monto liquidado. Habían pactado liquidar "al menos U$S 4.000 millones".