Pronósticos. El dólar para el mercado minorista superó ayer los 32 pesos, mientras analistas consideraban que para fin de año puede llegar a 35 pesos.

 

 

Por primera vez, el dólar minorista tipo vendedor superó ayer los 32 pesos. Pese a que el Banco Central retomó su estrategia de las subastas, la divisa estadounidense escaló un 1,6 por ciento (50 centavos) al récord de 32,07 pesos y anotó su sexta suba en fila en bancos y agencias de la city porteña.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), en el que la divisa se disparó 38 centavos y cerró a 31,35 pesos, pese a que el Banco Central colocó 200 millones de dólares, en dos subastas separadas sobre una oferta total de 600 millones de dólares, en momentos en que el mayorista trepó a su mínimo histórico por dudas internas y preocupaciones externas.

La autoridad monetaria reportó una primera subasta de 100 millones de dólares a un precio promedio de 31,2592 pesos y un mínimo adjudicado de 31,2130 unidades, mientras que en la segunda licitación colocó otros 100 millones de dólares a 31,4365 pesos y un mínimo de 31,40 unidades. Cada licitación fue por hasta 300 millones de dólares.

La moneda estadounidense se apreció en medio de una persistente dolarización de carteras ante la falta de credibilidad sobre la marcha de la economía, en momentos de una alta inflación y una tendencia recesiva del Producto Bruto Interno (PBI), dijeron operadores. Agregaron que la debilidad de la lira turca y de las monedas en la región también se conjugaban en contra de la plaza local, pese a una ligera caída del dólar por una menor aversión al riesgo global. En la región, el dólar se apreciaba un 1,1 por ciento en Brasil, un 1,2 por ciento en México y un 1,7 por ciento en Colombia. "El escenario de inestabilidad e incertidumbre local, sumado a nuevas caídas de las monedas regionales frente al dólar y a la habitual demanda que se incrementa por el cierre de mes, mantienen una presión sobre el tipo de cambio cuyos efectos apenas son disimulados por las intervenciones oficiales en el segmento de contado y en los plazos más cortos de los mercados de futuros", destacó el analista Gustavo Quintana.

En el mercado informal, en tanto, el blue avanzó 80 centavos a 33 pesos. Por último, las reservas del Banco Central cedieron 449 millones de dólares hasta los 54.695 millones de dólares.

El Banco Nación, que suele tener una de las cotizaciones más bajas del mercado, vendió dólares a 31,90 pesos, 50 centavos por arriba del precio del lunes pasado. En algunas entidades privadas, en tanto, llegó a 32,40 pesos.

Con las participaciones de ayer del Banco Central de la República Argentina (BCRA), las ventas de reservas en agosto suman unos 1.446 millones de dólares y en todo 2018 unos 12.881 millones, según datos oficiales. Pese a estos importes, la devaluación del peso sigue su curso. En lo que va del año, el dólar acumuló un incremento de 69,3 por ciento.



 

Wall Street: martes negro para bancos

 

Argentina tuvo ayer otro martes negro en Wall Street, con foco en los bancos que se llevaron la peor parte con pérdidas intradiarias que llegaron a superar el 7%. Tal fue el caso del Banco Galicia que perdió 7,1%. Le siguió de cerca el Banco Francés, que cayó 6,8% y con retrocesos más módicos se ubicaron el Macro (-3,7%) y el Supervielle (-3%), que viene de desplomarse el viernes pasado un estrepitoso 22%.

Todos los valores argentinos vienen golpeados en la Bolsa de Nueva York desde hace rato. De hecho, cuando se mira el desempeño de los 19 papeles argentinos en el último mes, sólo Mercado Libre le escapa al rojo con un alza del 9,4%. Los otros 18 papeles operan en rojo y no es de ahora. Si se mira el comparativo anual -con excepción de Tenaris y de Mercado Libre, que en los últimos doce meses subieron 10% y 19,3% respectivamente-, el resto viene en caída libre.

Fuentes del mercado responsabilizan al Gobierno y en particular al Banco Central por no dar señales de estabilidad y responder con medidas contradictorias y sin explicación afectando la capacidad de adaptación de los bancos al nuevo contexto de crisis.

El Galicia se vio particularmente afectado desde que se supo que su exdirectivo y operador estrella durante los doce años del kirchnerismo, Luis Ribaya, aparecía en los cuadernos de las coimas y evaluaba presentarse como arrepentido.

Desde fines de agosto del año pasado, el Supervielle acumula en los últimos doce meses 79,8% de pérdidas, el Francés otro 66%, el Galicia 63,6% y el Macro 63,3%.