Un grupo de alrededor de 10 personas lanzó ayer piedras contra el vehículo en que se desplazaba el presidente Mauricio Macri en la localidad neuquina de Villa Traful antes de encabezar un acto de inauguración de obras públicas, lo que causó la rotura de dos vidrios de la camioneta tipo trafic. Luego del incidente, siete manifestantes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) fueron demorados.

Este es el segundo episodio de agresión con piedras que sufre el Presidente desde que asumió -uno similar se produjo en agosto pasado en Mar del Plata a manos de manifestantes que rechazaban el ajuste económico- y en este caso, las autoridades neuquinas lo atribuyeron a manifestantes del gremio de empleados estatales ATE llegados desde Neuquén capital.

Tras el incidente, que derivó en la rotura de dos vidrios de la trafic en la que Macri se desplazaba hacia la villa turística Traful, el Presidente continuó con el acto programado en el que inauguró un centro turístico y pidió ‘un futuro sin violencia, porque de nada sirve agredirnos, estar divididos cuando tenemos que estar todos juntos a la hora de reducir la pobreza, de derrotar al narcotráfico, de mejorar la seguridad de los argentinos y de incorporar al mundo a nuestro país‘, afirmó.

 

Procedimiento

En un procedimiento encabezado por el fiscal de la provincia, Fernando Rubio, se dispuso el secuestro de dos automóviles y una moto.
 



Ni bien ocurrió el incidente alrededor de las 11 de la mañana, desde la Casa Rosada se emitió un comunicado oficial denunciando que ‘un grupo de alrededor de 10 personas lanzó piedras al vehículo en que se desplazaba el presidente Mauricio Macri hacia el evento de inauguración del Centro de Interpretación e información Turística de Villa Traful, provocando la rotura de dos vidrios del rodado‘.

El incidente fue previo al acto en el cual Macri evitó mencionar puntualmente el hecho, aunque de la misma manera que lo hizo en Mar del Plata, pidió avanzar en ‘un futuro sin violencia‘ porque dijo, ‘de nada sirve agredirnos o estar divididos‘.

En tanto, el secretario general de ATE Neuquén, Carlos Quintriqueo, remarcó que el escrache fue ‘contra la política de ajuste‘, pero el dirigente gremial aclaró que ‘no‘ se hacía ‘cargo de las piedras‘. Por su lado, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, confirmó que las agresiones ocurrieron mientras Macri era trasladado al acto y ‘cuando el Presidente pasaba con la camioneta y saludaba, le tiraron pedradas‘.
Fuentes: Télam y DyN

 

‘Ha sido un año

positivo’

 

Durante el acto en Villa Traful, Macri aseguró que ‘más allá de las dificultades, este ha sido un año positivo‘ y, tras pronosticar que en 2017 la Argentina va ‘a crecer‘, reiteró que en el país ‘las obras van a dejar de ser sinónimo de corrupción‘.

‘Sabiendo que hemos compartido un año difícil, hemos creado las condiciones para salir del estancamiento‘, expresó y remarcó que en ‘2017 vamos a crecer, pero lo importante no es crecer un año o dos sino crecer 20 años consecutivos, eso es lo que nos va a permitir planificar y desarrollarnos‘.

 

Esperando el p

aso de la trafic

 

La agresión provino de un contingente de ATE, que estaban esperando el paso de la trafic, que además de apedrear el vehículo tiraron una decena de bombas de estruendo, provocando un fuerte nerviosismo en la custodia presidencial, la policía neuquina y entre el público que esperaba la ceremonia.

Sin embargo, la trafic llegó hasta el centro a inaugurar, el Presidente descendió tranquilo y encabezó el acto, como estaba previsto, luego regresó al helicóptero con la custodia reforzada y voló a Villa La Angostura, donde descansa en el Country Club Cumelén desde el domingo pasado.

Desde la agencia de noticias DyN señalaban que la camioneta, que llevaba a Macri desde el helicóptero que lo había trasladado a la pequeña localidad neuquina hasta el lugar del acto, se salió de la ruta para comprar chocolates. El intendente de la localidad neuquina de Villa Traful, Nicolás Lagos, sostuvo que el vehículo ‘no es blindado‘ porque pertenece al Municipio.