El trabajo de la exfiscal Viviana Fein en la investigación por la muerte violenta de Alberto Nisman está en la mira y recibe críticas desde el primer momento. A 2 años del descubrimiento del cuerpo del fiscal de la causa AMIA y luego de los actos en reclamo de Justicia, la funcionaria judicial rompió el silencio.

 

"El procedimiento fue totalmente normal. Lo voy a explicar científicamente. Para todo tengo respuesta. Voy a contestar en el marco de la causa", aseguró Fein en diálogo con Marcelo Longobardi en radio Mitre.

 

– ¿Es tan complejo determinar si una persona se suicidó o la mataron?


– Sí, es tan complejo. Sería fácil emitir un dictamen. Esta muerte fue con un disparo, no fue con un ahorcamiento que deja un surco. No encontramos una nota. Yo llegué (al departamento) tres horas después de que ingresara la madre y el médico de Swiss Medical. No estuve allí desde el minuto cero con la madre, con la Prefectura, con todos… Había cinco autoridades judiciales y todos miraban lo que se hacía.

 

Las frases más destacadas:

 

Cuando dije que lamentablemente no había rastros de pólvora, lo que quise decir es que no se pudieron encontrar. Si yo hubiese buscado un solo encuadre legal, hubiera emitido un dictamen. Estuve once meses produciendo medidas de prueba que jamás fueron sugeridas por la querella.

 

Mi acción en la causa duró once meses, después asumió la doctora Palmaghini.

 

Nunca recibí ninguna presión. Absolutamente.

 

La causa se mediatizó. Se habla de pruebas que no existen y se tergiversaron resultados que no están.

 

Yo quería tener las pruebas necesarias para sustentar, si hubiese existido, un homicidio con las pruebas. Era una de las tres posibilidades.

 

Se suicidó, lo instigaron al suicidio, o lo mataron. Eso lo sostuve y lo manifesté cuando hablé del famoso entrecruzamiento de llamados del domingo 18, donde durante una larga banda horaria aparecían personajes hablando, algo que no era habitual.

 

Stiuso tomó conocimiento a través de Mazzino de que Nisman lo estaba buscando. Le pregunté por qué no lo llamó y me contestó: "Para no comprometerlo".

 

Que Stiuso traiga las pruebas. Si están las pruebas, soy la primera en salir a agradecer al señor Stiuso y a felicitar a la Justicia Federal.

 

Diego Lagomarsino fue imputado por la facilitación del arma. Le solicité a la doctora Palmaghini la prohibición de la salida del país. La tiene desde el primer momento. Y entendí que hasta que no encontráramos una prueba cierta que lo vinculara con la muerte, no podíamos tener esa hipótesis. La jueza tampoco lo hizo y las querellas nunca lo pidieron.

 

Yo no creo que haya un consenso general. Hay un gran número de personas que cree que Nisman fue asesinado. Hay otro grupo en la nebulosa que no entiende qué pasó. Y otro grupo de personas cree que se pudo haber suicidado.

 

Yo le pido a la sociedad que no se mienta más. Que se sepa la verdad. Yo tengo una familia. Tengo una trayectoria. Tienen que demostrar con pruebas lo que sostienen. Yo hablo con elementos científicos. 

 

El informe realizado en Salta, de tres secuencias de disparo del arma de fuego, concluyó que no se puede recrear la escena en el momento del hecho.

 

Que no haya partículas de pólvora no implica que el arma no haya sido disparada porque se pudieron haber perdido esas partículas por la sangre, por la rigidez cadavérica y hasta por el tiempo que pasó desde que murió Nisman hasta que se recogió la muestra. 

 

El procedimiento en la casa de Nisman no fue dantesco. Voy a hacer mi presentación judicial. Me siento bastante indignada con la denuncia de Taiano. Todo el departamento fue considerado como escena del crimen, como escena del hecho. Puede ser un crimen, una instigación, o un suicidio.

 

Fuente: Infobae