Presión popular. El debate por los aumentos de tarifas tuvo su correlato en las calles del país con diversas protestas la semana pasada con la "Marcha de las Velas" y el "Ruidazo". Para estos días, todavía no hay una convocatoria similar.

 

Una nueva pulseada se avecina esta semana en el Congreso entre el oficialismo y la oposición, que redoblará su ofensiva para avanzar en un dictamen para atenuar la suba de tarifas, en rechazo de la propuesta del Gobierno de mantener el incremento del servicio de gas, que ahora se podrá pagar en cuotas con intereses con el fin de mitigar el impacto en los meses de mayor consumo.

El Gobierno y los bloques parlamentarios oficialistas acordaron que las subas en las tarifas de gas se podrán pagar en tres cuotas bimestrales para todas las facturas emitidas entre el 1 de julio y el 31 de octubre, que se harán efectivas en los tres bimestres de menor consumo, con un interés "a una tasa baja" tomada a partir de los índices que establece el Banco Nación.

Sobre este punto, el macrista Nicolas Massot dijo que "un porcentaje importante, que va a corresponder al aumento, se va a poder financiar optativamente. Esto no es forzoso, cada usuario va a poder elegir si se financia o no se financia.

La financiación se está estudiando, los detalles llegarán de parte del Ministerio de Energía en los próximos días". En ese contexto, las vertientes del peronismo impulsarán una fuerte ofensiva contra el aumento de tarifas de servicios púbicos, tras haber fracasado su apuesta de realizar una sesión especial por la ausencia de un diputado ya que alcanzaron 128 de los 129 legisladores necesarios para deliberar, aunque aún no pudieron consensuar una sola iniciativa.

En ese sentido, el PJ y Frente Renovador propone ligar el aumento de servicios públicos a la variación salarial, mientras que el kirchnerismo y sus aliados quieren retrotraer las tarifas a enero 2017 y congelarlas hasta diciembre del 2019. De todos modos, tienen acuerdo en buscar la idea de instalar el debate en el recinto de sesiones, tanto en una sesión especial -si finalmente deciden volver a pedirla-, como en una ordinaria, con lo cual obligará a Cambiemos a trabar el tratamiento sobre tablas de estas propuestas, ya que se requieren los dos tercios.

La primera opción del bloque justicialista y el massismo es convocar a un plenario para mañana martes, a las 18.30, de las comisiones de Obras Públicas y Defensa del Consumidor -presididas por Sergio Ziliotto (PJ) y Marcela Passo (Frente Renovador)-, para avanzar en un dictamen sobre el proyecto que ata la suba de tarifas a la variación salarial. De todos modos no podrán tener dictamen ya que le faltará la comisión de Presupuesto, que conduce el macrista Luciano Laspina, y que siempre es un filtro que tiene el oficialismo para evitar que la oposición pueda emitir despachos de proyectos contrarios al oficialismo.

Desde el oficialismo, el presidente del interbloque de Diputados de Cambiemos, Mario Negri, dejó en claro que no aceptará debatir las tarifas y advirtió: "Cambiemos está absolutamente sólido para enfrentar las embestidas de la oposición en el Congreso sobre tarifas". "Escuché a algunos diputados y senadores de la oposición plantear la suspensión o el congelamiento de las tarifas, pero nos tienen que decir de dónde saldrán los recursos para financiar sus proyectos", apuntó. En ese sentido, dijo que "veo que algunos han descubierto que con esto le pueden pegar al corazón de la salida que encontró el Gobierno a la tremenda crisis que heredó. Pero tienen que saber que hay un equipo que también está jugando, que es Cambiemos. Estos muchachos deben comprender que las cosas no se resuelven a las atropelladas, por más que nosotros no tenemos mayoría".

En tanto, el presidente del interbloque Argentina Federal -que responde a los gobernadores-, Pablo Kosiner, ratificó que "vamos a plantear el martes, a partir de la presidencia de la Comisión de Obras y Servicios Públicos y de la Comisión de Defensa del Consumidor, un plenario de comisiones para empezar a discutir los distintos proyectos que hay". Criticó el plan de cuotas para pagar las tarifas de gas anunciado ayer por el Gobierno y remarcó que esa respuesta del oficialismo ante los reclamos por los aumentos en los servicios públicos "genera más desánimo que si no hubiesen dado ninguna solución". "Plantear que se resuelve postergando el pago de las facturas en tres cuotas con intereses, y solamente una parte mínima de las facturas, si no es una provocación, pasa raspando. Genera mayor desánimo que si no hubiesen dado ninguna solución", señaló Kosiner, en declaraciones formuladas esta mañana a FM Milenium.


 

Insisten en que esta suba será la última


El presidente provisional del Senado, el oficialista Federico Pinedo, aseguró ayer que el fuerte incremento en la tarifa del consumo de gas de red que en los últimos días ha generado protestas será "el último gran aumento" tarifario que deban afrontar los usuarios.

"El tema de las tarifas es una de las catástrofes de Argentina, dado que la situación que dejó el kirchnerismo era absolutamente insostenible", dijo el senador del PRO en declaraciones a radio Mitre. Pinedo sostuvo que durante los gobiernos kirchneristas, entre mediados de 2003 y finales de 2015, mientras la inflación acumulada fue de un 800%, las tarifas de servicios públicos aumentaron sólo en 15%.

Agregó que tal diferencia entre precios y tarifas "significaba cinco puntos del PBI que pagaba el Gobierno". Ello, según explicó, configuró una situación "insostenible", con millonarios subsidios por parte del Estado, desinversión por parte de las empresas de servicios y crecientes importaciones de energía. "Eso iba a colapsar y esa es la situación con la que se entregó la Argentina a este Gobierno (de Mauricio Macri)", sostuvo Pinedo.

 

#Atención Queremos que no te pierdas nuestras noticias. Mirá este video y seguí las instrucciones

#Atención #FacebookQueremos que no te pierdas nuestras noticias. Mirá este video y seguí las instrucciones

Publicado por Diario de Cuyo en martes, 10 de abril de 2018