Al menos seis ejemplares de ballena franca austral murieron en las últimas horas en las costas de la Villa Balnearia de Puerto Pirámides, en Península Valdés, y se investigan las causas que provocaron los decesos.

Según informó Diario Jornada, por el momento no hay información oficial o precisa sobre los motivos que desencadenaron los fallecimientos, pero se presume que una fitotoxina presente en el alimento de las ballenas podría haber causado la muerte de estos ejemplares. 

Se trataría de una toxina de la “marea roja”, un fenómeno que afecta a los moluscos a esta altura del año, por lo cual se hace peligros el consumo de los mismos, mientras que se estima que los animales acuáticos habrían ingerido esa toxina durante su alimentación y, aunque estaban en buen estado de salud, sufrieron efectos mortales. 

En tanto, se indicó que algunos de los ejemplares afectados fueron trasladados el martes a las costas de Puerto Pirámides, en donde personal del Instituto de Conservación de Ballenas (ICB), el Centro Nacional Patagónico (CENPAT) y la Universidad Nacional de la Patagonia comenzaron con las necropsias para establecer con exactitud la causa de las muertes. (NA)