En el comienzo de la decimonovena temporada de La Cornisa, el periodista Luis Majul dio a conocer dos escuchas telefónicas en las que la ex presidente Cristina Kirchner le dice al ex jefe de los espías Oscar Parrili que "hay que salir a apretar a los jueces". La polémica declaración se produjo en julio del año pasado, después de que el ex espía Antonio Stiuso diera una entrevista a un matutino porteño, lo que desató la ira de la ex mandataria.

 

En enero pasado se dio a conocer un audio inmediatamente anterior a estos que este domingo se publicaron, en los que Kirchner, tras saludar de un modo muy particular –"Soy yo, Cristina, pelotudo"-, se preguntaba "¿A quién le armamos carpetazos nosotros?" e interpelaba a su colaborador para que buscara las causas que le "armaron" Stiuso. Al igual que aquella, estas nuevas escuchas telefónicas pertenecen a la causa que siguen el juez Rodolfo Canicoba Corral y el fiscal Federico Delgado a partir de una denuncia del fiscal Guillermo Marijuán por las supuestas "carpetas" que armaba Stiuso.

 

El 11 de julio, tras conceder una entrevista radial, Parrilli recibe en su teléfono un nuevo llamado de Cristina Kirchner para saber qué había dicho. Parrilli le hace un detallado relato de su entrevista radial, y tras comentar algunos detalles de la entrevista a Stiuso que ambos estaban leyendo, Kirchner le da una orden terminante al ex jefe de los espías: "Hay que salir a apretar a los jueces". "A los jueces, claro", responde Parrilli.

 

Luego de ese intercambio, Kirchner y Parrilli dedican varios minutos a delinear la estrategia que utilizarán para defenderse en medios afines. En ese marco, la ex mandataria asegura que Stiuso "es un ser deleznable" y agrega que "está con Macri". Además, le exige a su colaborador que no abandone el tema: "No larguemos el tema, metamoslé pata". Y agrega que ya se había comunicado con su ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández para que también hablara públicamente contra Stiuso.

 

Si bien en un momento la ex jefa de Estado desliza la posibilidad de que César Milani se sume a la embestida, luego ambos lo descartan:


Kirchner: -(…) El que lo va a hacer mierda a este, ¿sabés quién es también, no? Milani…


Parrilli: -Claro, sí, sí. Sí, pero eso es una pelea que…


Kirchner: -Sí, a mí no me interesa esa pelea.


Parrilli: -A mí tampoco, exactamente.


Kirchner: -No, no, no quiero saber nada con eso. Listo.

 

Por último, Kirchner le avisa al ex titular de la AFI que iba a llamar "a Hernán (Reibel, ex subsecretario de Comunicación Pública durante su gestión) para que lo publique en Casa Rosada", en referencia a la ex cuenta de Twitter de la casa de Gobierno, que luego pasó a dominio del kirchnerismo.

 

Al día siguiente de esa conversación, el 12 de julio, ambos interlocutores vuelven a comunicarse, ante la noticia de que el ex espía Antonio "Jaime" Stiuso había partido hacia Estados Unidos. Parrilli le explica: "Ahí yo lo mandé a hablar a Martín (Juan Martín Mena, ex subdirector de la AFI) para ver si él tiene llegada para que los fiscales de la causa que tienen ahora la investigación, lo citen (a Stiuso)". La ex presidenta responde contándole que instruyó a las diputadas María Teresa García y Juliana Di Tulio para que avancen en la comisión bicameral que entiende en temas de Inteligencia, y le advierte a Parrilli: "Olvídate, vos no le das indicación a ningún diputado porque va hacer exactamente el efecto contrario. No, no, no. Vos no. Eso tiene que salir… Yo ya hable con Teresa y ya lo van hacer".