Construcción por el piso. De ambos registros, este fue el de mayor caída. Los empresarios argentinos coinciden que para sostenerla, es vital el apoyo de los gobiernos nacionales y provinciales.

La actividad de la construcción registró una caída interanual del 15,7 % en enero, tras la crisis económica en la que entró el país a mediados del año pasado, según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En términos esestacionalizados, el dato de enero arrojó una variación positiva del 4% frente a diciembre, cuando la construcción tocó fondo con un retroceso del 20,6 % frente al mismo mes del año anterior. Lo mismo pasó con la actividad industrial, que registró una caída del 10,8% respecto al mismo mes de 2018, pero una suba respecto de diciembre del 4,6%. 


Los datos contienen dos opiniones que vienen sonando con fuerza, ambas atravesadas por la campaña: en el Gobierno aseguran que la recesión tocó piso en noviembre y sostienen esa teoría con la variación positiva de enero contra diciembre. En tanto en la oposición y empresarios de varios sectores aseguran que los datos aportados por el organismo oficial no son más que la confirmación de que las políticas económicas impuestas por la Nación han fracasado. Y afirman su teoría en que no se pueden analizar seriamente los datos del Indec mes a mes sin tener en cuenta la estacionalidad.

Construcción

El último informe del Indec también aporta datos del empleo en el sector de la construcción, que acumuló en diciembre 431.233 asalariados, lo que supone una bajada del 2,9 % frente al mismo mes de 2018, y del 1,9% con respecto al mes anterior. La superficie autorizada para construir registró en enero una bajada del 1,9% frente al mismo anterior, aunque en comparación con enero de 2018 subió un 7,4%. Entre las empresas dedicadas principalmente a las obras privadas encuestadas por el Indec, el 47,5% cree que el nivel de actividad no variará en los próximos tres meses, el 40%, que disminuirá y el 12,5%, que aumentará.

Industria

En el primer mes de este año, entre las mayores caídas interanuales destacan la producción de equipos de transporte, excluidos los automóviles, con un desplome del 58,8%, y la de maquinaria y equipo (-42,8%).


También se derrumbaron las ramas de productos textiles en general (-27,9%), materiales de la construcción (-19%), y vehículos automotores, carrocerías, remolques y partes y piezas de autos (-18%). Asimismo, registraron un mal desempeño las industrias metálicas básicas (-15,2%), la producción de muebles y colchones (-14,5%), la industria del caucho y del plástico (-12,4%), la manufactura de prendas de vestir, cuero y calzado (-8,2%) y la industria química (-7,4%). 


Según los datos del Indec, en enero sólo registró un desempeño positivo la producción de tabaco (+5,1%). La actividad industrial argentina cayó un 5% en 2018, un año signado por una crisis económica que impactó duramente en la actividad productiva y el consumo.


De acuerdo a la encuesta de expectativas del sector industrial difundida este miércoles por el Indec, el 55,4% de los empresarios argentinos espera que la demanda doméstica disminuya en el período febrero-abril de este año.