Calles como ríos, vehículos cubiertos por el agua, 200 casas anegadas y caídas de árboles dejó la tormenta granicera que azotó ayer miércoles al Gran Mendoza, el Valle de Uco y la zona este de esa provincia, según informan los medios de la vecina provincia. Lo que más llama la atención es la virulencia y rapidez con la que se presentó el intenso fenómeno.

 

La ferocidad de la tormenta se puede ver en una imagen captada por el sitio Geografía y Geología de Mendoza, que muestra claramente la furiosa actividad eléctrica y la magnitud del fenómeno meteorológico y se viraliza en las redes sociales.