El testimonio de Andrés Silva, el padre de la novia del rugbier Genaro Fortunato que murió atropellado en el departamento mendocino San Rafael, planteó una nueva hipótesis en torno al caso que genera eco en todo el país.

 

El hombre habló con la radio mendocina MDZ y entregó una nueva versión del hecho. Aseguró que el joven se peleaba con un tercero cuando ocurrió el incidente y no con Julieta, quien está imputada por la muerte de su novio.

 

"Lo que cuenta Julieta es que no era una pelea entre ellos, era una pelea de él con un tercero. No estaban discutiendo entre ellos", aseguró. Y agregó que "Genaro se baja del auto y decide pelearse con alguien. Entonces ella se cruza del lugar del acompañante al del conductor y decide irse".

 

Además sostuvo que, en ese momento vuelve a dejarle el celular y busca a alguien que esté de pie y no tirado en el piso, no lo ve y por eso lo impacta en forma accidental. Y confirmó que su hija tiene problemas visuales, razón por la cual no manejaba el auto en las noches.

 

Silva dijo, incluso, que según la información que él tiene la persona que peleó con Genaro en las afueras del boliche ya declaró ante la fiscal.