La madre de Florencia Di Marco (12), la niña violada y asesinada en San Luis y por cuyo crimen está detenido su padrastro, se negó a declarar esta mañana ante la Justicia puntana, acusada de ser "partícipe necesario" de los abusos a los que era sometida su hija, informaron fuentes judiciales.

 

Se trata de Carina Di Marco, quien fue indagada esta mañana por la jueza penal 3 de San Luis, Virginia Palacios, que ahora cuenta con 48 horas para resolver su situación procesal.

 

Di Marco, quien estuvo acompañada por su defensora Carina Mantelli, fue trasladada esta mañana a los tribunales de San Luis y conoció la imputación que pesa en su contra por el delito de "abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo en calidad de partícipe necesario".

 

Tras negarse a declarar, la madre de la niña violada y asesinada, por cuyo crimen está detenido el su pareja Lucas Matías Gomez, quedó detenida a la espera de que la jueza resuelva su situación procesal.

 

La jueza Palacios había ordenado ayer la detención de la mujer tras conocer los resultados de una Cámara Gesell realizada al hermano de la nena asesinada, que tiene 9 años, y también luego de acceder a unas grabaciones que comprometerían la situación de la mujer.

 

En dichos testimonios suministrados por una radio de Mendoza, una maestra de Florencia, que el año pasado vivía en esa provincia con su familia, asegura que "la madre de la nena estaba al tanto de las actitudes y abusos del padrastro porque nosotros se lo advertimos".

 

"La propia Florencia nos contó que el hombre la manoseaba, la acariciaba, y cuando se lo dijimos a la madre, ella no se preocupó mucho y nos respondió que eran excusas de la nena para no ir al colegio", sostuvo la docente en sus declaraciones.

 

Carina Di Marco tiene ahora tres hijos, uno de ellos una beba que nació la noche que mataron a Florencia, los que quedaron bajo la custodia de un hermano de ella.

 

La abogada de Di Marco adelantó a Télam que pedirá que se llame a declarar a los maestros que Florencia tuvo el año pasado en Mendoza, y los acusará por no haber denunciado los abusos que supuestamente les había confesado la niña.

 

El caso

 

 

Florencia Di Marco, de 12 años, fue violada y asesinada y su cuerpo fue encontrado el 23 de marzo pasado debajo de un puente en la localidad de Saladillo, a 55 kilómetros de la capital puntana.

 

El médico forense Ricardo Torres aseguró a la prensa que los signos de abuso que presentaba la niña serían de larga data.

 

En tanto, fuentes judiciales aseguraron que la jueza Palacios no descarta que con el avance de la investigación de la causa puedan surgir otras detenciones dentro del entorno familiar de la víctima.

 

Por el crimen de Florencia fue detenido su padrastro, Gómez, quien quedó acusado del delito de "abuso sexual doblemente agravado por la calidad de guardador y por mediar situación de convivencia preexistente en concurso real con el delito de homicidio criminis causae por mediar alevosía y violencia de género.

 

El titular del Servicio Penitenciario de San Luis, inspector general Ernesto Saez, dijo a Télam que "Gómez se encuentra bien, en proceso de adaptación, aislado del resto de los internos", y desmintió que hayan querido lincharlo en el penal como así también que el detenido haya intentado suicidarse.

 

Fuente: La Nación