La AFIP rechazó darle una quita o moratoria a la principal empresa de Cristóbal López, Oil Combustibles, en la deuda de más de $ 17.000 millones que reclama el organismo recaudador. En la audiencia que hubo esta mañana con el juez comercial Javier Cosentino, la AFIP le reclamó al juez que Cristóbal López y su socio Fabián de Sousa paguen la deuda con su propia plata.

De este modo, el organismo oficial dejó a Oil Combustibles muy cerca de la quiebra, ya que hasta ahora los empresarios kirchneristas se negaron a pagar esa deuda con su propia plata. Y además los interventores judiciales plantearon, la semana pasada, que es "inviable" el pago de la deuda acumulada por Oil Combustibles "si no se admitiera una quita muy relevante y, a la vez, una espera prolongada".

El subdirector general de Asuntos Jurídicos de la AFIP, Eliseo Devoto, rechazó el planteo de los interventores judiciales. Es que para la AFIP es errónea esa propuesta, ya que "constituiría incurrir en el mismo error que precisamente llevó al actual estado de Oil Combustibles, consistente en basar la continuidad de la empresa exclusivamente en un nuevo financiamiento o tratamiento especial" por parte del organismo recaudador.

"No le vamos a dar planes de pago, como hacía (Ricardo) Echegaray", dijo una alta fuente de la AFIP. En la audiencia de esta mañana, el funcionario Devoto ratificó la nota entregada al juez Cosentino, que fue anticipada el viernes pasado por Clarín. Allí la AFIP reclamó que López y De Sousa paguen la deuda con su propia plata, ya que "son propietarios de diversos bienes y de créditos por la venta de su participación accionaria en otras sociedades, activos que fueron informados oportunamente al juez Ercolini, así como otros bienes radicados en el exterior, que no fueran aun informados".

Además, la AFIP reclamó que los interventores judiciales recuperen los cientos de millones de pesos que Oil transfirió este año a otras compañías del Grupo Indalo, en un "típico mecanismo de vaciamiento", dijeron fuentes del organismo oficial.