El accidente de Horcones ya dejó 19 muertos, y la cifra podría aumentar con el paso de las horas. El vuelco se convirtió así en el peor accidente vial de la historia de Mendoza, pero no de la historia de la compañía Turbus, que ya tiene en su haber por lo menos dos tragedias similares.

 

 

El primero se produjo en mayo del 2006, cuando una unidad de esa empresa chocó con una barrera de contención y cayó al lecho de un río.

 

 

 El vehículo, que había partido a las 21.30  desde Villa Alemana, volcó cerca de las 01.30  con el puente y dio vueltas hasta quedar con las ruedas hacia arriba en el río Tinguiririca. Este hecho provocó la muerte por asfixia de algunos pasajeros debido a que no lograron salir de las aguas del río. 

 

 

En total, 25 personas fallecieron por el choque, y otras 26 resultaron heridas.

 

De acuerdo con el testimonio de uno de los pasajeros que viajaba a bordo del micro, uno de los conductores que no estaba manejando se habría encontrado bajo los efectos del alcohol.

 

En tanto, durante noviembre del 2010 otro accidente de esa misma empresa dejó 20 muertos. En esa oportunidad, el colectivo chocó de frente con un camión, a 93 km/h.

 

Según relataron testigos, el colectivo se cruzó de carril y causó el fatal impacto.  Tras el rescate, la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito (Siat) de Carabineros y la Fiscalía Occidente comenzaron la investigación de la tragedia. Una de las hipótesis que se investigaba era que el conductor del bus se hubiese dormido o que sufriera algún problema de salud.

 

En julio del año pasado, otro accidente de la misma empresa dejó cuatro muertos en Ovalle. 

Fuente: MDZ