La jura de Lacunza. El presidente Mauricio Macri le pidió a su nuevo ministro que "cuide a todos los argentinos" y también le solicitó que trabaje para abrir "todos los puentes y canales de diálogo" que contribuyan a "reducir las incertidumbres".

El flamante ministro de Hacienda y Finanzas, Hernán Lacunza, libró ayer con éxito su primera batalla con el mercado cambiario -y a fuerza de una intensa intervención del Banco Central que vendió U$S 172 millones-, logró mantener a raya el precio del dólar. Al cierre de la jornada la divisa estadounidense se anotó una baja de 74 centavos en la franja minorista y quedó a $57,37; mientras, el riesgo país retrocedió un 1,4% hasta los 1.852 puntos. 

Sin embargo, el índice Merval, que mide el desempeño de las acciones líderes en la Bolsa porteña, volvió a sufrir otro duro revés con una baja de 10,45%.

"Estamos en un momento complejo (...) Estabilizar el tipo de cambio es lo mejor que podemos hacer por las familias de menores ingresos", sostuvo Lacunza. 

El flamante ministro juró ayer muy temprano por la mañana y luego en conferencia de prensa ratificó la política monetaria y cambiaria en pos de sostener el precio del dólar para hacer frente a la inestabilidad financiera, al tiempo que prometió mantener la disciplina fiscal comprometida con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Quiero pedirte que en cada decisión que vayas a tomar en los próximos meses siempre tengas tu foco en cuidar a los argentinos", dijo el presidente Mauricio Macri a Lacunza, al tomarle el juramento de rigor en la Casa Rosada.

Después, el ministro de Economía intentó mandar un mensaje claro a los mercados al afirmar que el Banco Central utilizará todas sus herramientas para estabilizar el tipo de cambio en el actual rango de precios y adelantó que las medidas impulsadas la semana pasada (suba del mínimo no imponible y eliminación del IVA en determinados productos, entre otras) no tendrán mayor impacto fiscal porque simultáneamente aumentará la recaudación.

En el mismo sentido, se manifestó por la tarde el propio Macri que anticipó que "el dólar se va a mantener donde está". En medio de la incertidumbre por la economía, el Presidente volvió a tener un contacto telefónico con el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández. Ambos se comprometieron a mantener un línea abierta al diálogo para estabilizar el país. Sin embargo, pese a las señales políticas para descomprimir las tensiones con el dólar, Alberto retomó la senda de críticas y otra vez disparó munición gruesa contra la política monetario de Macri y advirtió que "el mal que hicieron no se arregla en dos meses" -ver página 10. 

De todos modos, Fernández, así como el candidato de Consenso Federal, Roberto Lavagna, aceptaron la convocatoria de Lacunza para sumar a sus equipos técnicos a un diálogo con aporte de propuestas a fin de sostener la estabilidad de la economía en tiempo de crisis. 

En tanto, el FMI confirmó que "una misión del organismo estará viajando a Buenos Aires muy pronto", según el vocero de la entidad Gerry Rice, quien aseguró además que desde el organismo seguían "muy de cerca los acontecimientos desarrollados en la Argentina". El FMI tiene pendiente un desembolso por U$S 5.400 millones previsto para mediados de septiembre.

Compró deuda por U$S 12.810 millones

Ni bien asumió, Hernán Lacunza ordenó recomprar deuda argentina en poder de los bancos, aprovechando los precios bajos, y redujo ayer su deuda pública en moneda extranjera por un monto total de US$ 12.810 millones. De acuerdo a lo informado, el Gobierno concretó un pago de US$ 2.615 millones a un conjunto de bancos privados, que habían concretado un préstamo de divisas al Estado argentino, una operación que habitualmente se denomina Repo en la jerga financiera.

Este pago realizado por el Tesoro tendrá impacto en una disminución de las reservas internacionales del Banco Central.

Según detallaron desde Hacienda, la operación implica la cancelación de Bonar 2024 por US$ 5.948 millones, Bonar 2025 por US$ 4.019 millones y Bonar 2037 por US$ 2.842 millones de capital.

Respiro en Wall Street. Luego de un lunes en rojo para las acciones argentinas que cotizan en Wall Street en el que cayeron hasta 13%; ayer los ADR"s repuntaron con subas de hasta 4%.