En la mañana de este jueves, el programa 'Demasiada Información' (@demasiadainfosj), de Radio Sarmiento, entrevistó a Ricardo Kirschbaum. El  editor general de Clarín habló del momento político por el que atraviesa el país en este momento de pandemia.

Sobre el protagonismo de Alberto Fernández: "Creo que el Gobierno ha reaccionado prematuramente, con más velocidad que otros países más desarrollados que hoy están sufriendo las consecuencias de la pandemia. Después hay otras consecuencias vinculadas con la cuarentena, como el fuerte parate económico que provoca y eso está despertando ciertas inquietudes, ciertas decisiones y el Gobierno trata de reaccionar frente a esto de una manera para imponer autoridad. El acto con Hugo Moyano está enmarcado en dos hipótesis: la primera es que Alberto, aunque sostiene en su intimidad que su crecimiento en las encuestas es coyuntural, como él denomina, precario, es cierto también que le ha dado un perfil mas autónomo y propio en una coalición que claramente sabemos dónde estaba antes de la pandemia el poder en el binomio que maneja la Argentina. Pero uno puede interpretar que Alberto ha ganado espacio, sobretodo en sectores donde había rechazo al manejo sectario del kirchnerismo. Por otro lado, él necesita sellar e ir construyendo su propio espacio, para ir acumulando poder. Por ejemplo, ese elogio para Moyano, para mi gusto fue desmedido y también tiene ese sello de cerrar momentáneamente diferencias en este contexto de una pandemia y así encarar unidos lo que viene, una situación complicada que va a tener consecuencias sociales".

Sobre el rol de Cristina Fernández: "No creo que esté afuera, está totalmente adentro del Gobierno. Está compenetrada con la situación y estoy seguro de que está actuando. Ella está formalmente en cuarentena, con lo cual habría que ver cuando termine este periodo. Me parece que si la misión de Alberto era enfrentar la situación económica, este nuevo desafío del coronavirus le ha dado un papel ciertamente central, más allá de cualquier consideración. Él ocupa el centro de la cancha. Es el jefe de Gabinete, el vocero del Gobierno, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires. Está desempeñando un papel múltiple porque forma parte de una coalición. Por ejemplo, en situaciones como ésta (coronavirus), donde se enfrenta a algunos empresarios, hace alianza con Moyano".

Sobre el rol de los gobernadores en la crisis: "Antes del coronavirus, los gobernadores tuvieron un rol importante y un peso determinado, inclusive Sergio Uñac. Los gobernadores han perdido autonomía con esta crisis, porque están cada vez mas necesitados de la ayuda federal y es una situación que siempre ha ocurrido y ahora se está acentuando. Eso permite que esa relación, que antes era mas pareja, se volcara hacia un presidencialismo más fuerte y más concentrador de las riquezas que entrega a cada provincia".