El cura Julio César Grassi, quien cumple una condena de 15 años de prisión por abuso sexual agravado contra un menor que fue confirmada por la Corte Suprema a fines de marzo último, recuperará su libertad el 10 de agosto de 2026, según un fallo del Tribunal Oral en lo Criminal Uno de Morón que le redujo la pena en poco más de un año y nueve meses al otorgarle el beneficio del ‘dos por uno’.

El cómputo fue aprobado el 28 de marzo último por el presidente del mencionado tribunal de Morón, Claudio José Chaminade, pero recién tomó estado público ayer a partir de la protesta pública del abogado querellante Juan Pablo Gallego, quien lo consideró ‘inadmisible‘ e informó que ya apeló esa decisión.

La resolución recordó que Grassi estuvo detenido desde el 23 de octubre al 21 de noviembre de 2002; luego, bajo prisión domiciliaria entre el 7 de marzo de 2012 y el 31 de mayo de ese año y finalmente, en el último período de detención, desde el 23 de setiembre de 2013 hasta la actualidad.

De acuerdo con la ley 24.390 se computan dobles los días que exceden a los dos años de prisión preventiva. El abogado querellante Juan Pablo Gallego calificó ayer como ‘inadmisible‘ y un ‘escándalo‘ a la decisión del Tribunal Oral número 1 de Morón. El letrado advirtió que según una interpretación alternativa, ‘se le estarían reduciendo de la condena fijada algo más que dos años y seis meses de prisión‘.

Por eso el letrado anunció que ya presentó una apelación contra esta medida y va a ‘continuar todas la vías recursivas hasta llegar a la Corte’. El cura llevaba cumplido tres años, nueve meses y veinte días de su condena, período que se computa como ‘dos por uno‘ por ser cumplido antes de que la sentencia quede firme.
Fuente: Télam