El juez federal Ariel Lijo intimó a la ex presidenta Cristina Fernández a designar abogado en la causa abierta a raíz de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman por presunto encubrimiento agravado del atentado a la AMIA, antes de resolver si se queda con la investigación o la deriva a su colega Claudio Bonadio, informaron hoy fuentes judiciales.
 

 

Las fuentes indicaron que el magistrado notificó a la ex presidenta en su domicilio de Río Gallegos sobre la designación de un abogado en caso de desear opinar en el incidente abierto a raíz de un planteo de Bonadio para que la investigación sea enviada a su juzgado, de acuerdo a lo informado por la agencia Télam.
 

Cristina Fernández podrá o no designar letrado en caso de querer sentar su postura en este incidente puntual abierto por Lijo para responder a su colega Bonadio sobre un planteo de inhibitoria hecho cuando el caso aún estaba en manos del juez federal Daniel Rafecas.
 

La ex mandataria está imputada en la causa y al igual que los demás investigados puede o no opinar sobre la cuestión dentro de los plazos legales, para lo cual tiene que nombrar abogado defensor.