El director ejecutivo del PAMI, Carlos Regazzoni, confirmó esta mañana que el organismo modificará los requisitos para la entrega gratuita de medicamentos: ahora, no podrán gozar de ese beneficio quienes cuenten con prepaga, posean más de un inmueble o un coche con menos de 10 años de antigüedad o cobren más de 1,5 haberes previsionales mínimos.

"No podemos dar un beneficio social a una persona que se va a veranear a Punta del Este. Lo que buscamos es que sea justo el sistema y hoy en día no es justo que una persona que tiene un yate de lujo, o que vive en un country o que tiene un avión, reciba medicamentos gratis del PAMI", afirmó Regazzoni en declaraciones al canal de cable Todo Noticias.

El funcionario respaldó, así, los cambios en los requistos para ser beneficiario de medicamentos con descuentos del 100 por ciento. Según publicó en su edición de hoy el diario La Nación, los nuevos criterios del PAMI para la entrega de medicamentos gratis establecen que quedarán excluidos quienes cobren más de 1,5 haberes previsionales mínimos, sean propietarias de más de un inmueble o posean un vehículo de menos de 10 años (salvo quienes cuenten con un certificado de discapacidad), embarcaciones o aeronaves.

"Obviamente que si una persona tiene un auto o incluso dos propiedades pero en una zona vulnerable, y tiene que tomar varios remedios porque padece varias enfermedades, el PAMI va a estar ahí y va a acompañarlo con un subsidio del 100 por ciento, cuando sea necesario", aclaró Regazzoni. Al respecto, detalló que en esos casos intervendrá un "asistente social que va a verificar que realmente los remedios impactan de manera muy negativa en el haber" de quien solicite la cobertura total de los medicamentos. 

"Esa persona va a usar el beneficio pero no podemos dar un beneficio social a una persona que se está yendo a veranear a Punta del Este o que vive en un country de lujo como está ocurriendo. Estaba mal otorgado", reiteró.

La decisión de revisar la política de entrega gratuita de medicamentos se tomó, según señala el diario La Nación, luego de que se detectaron miles de casos de personas que tenían a su nombre propiedades de lujo, embarcaciones y hasta aviones y que recibían medicamentos sin costo por un valor que orilla los 1.600 millones de pesos anuales.