Cumbre en la ciudad. Morales, Cornejo y Valdés (de izquierda a derecha), protagonistas claves en la reunión en el centro porteño.

Gobernadores, legisladores de diferentes ámbitos y dirigentes políticos de la Unión Cívica Radical (UCR), destacaron ayer el rol de ese partido en la "responsabilidad para gobernar", pero al mismo tiempo sostuvieron "la necesidad de salir de la agenda del ajuste".

Durante un encuentro desarrollado ayer por la tarde en un hotel de la ciudad de Buenos Aires, ratificaron su "pertenencia a Cambiemos" y sostuvieron "la necesidad de salir de la agenda del ajuste y orientar la acción hacia el desarrollo con inclusión".

La convocatoria surgió como consecuencia del debate sobre el rol de la UCR en Cambiemos, y luego de que el partido se diferenciara del PRO en temas como las subas de gas. El presidente del Comité Nacional y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, encabezó la reunión, junto a sus pares de Jujuy, Gerardo Morales, y de Corrientes, Gustavo Valdés; en una mesa que completaron los titulares de las bancadas en el Senado, Luis Naidenoff, y en Diputados, Mario Negri.

De la reunión surgió un documento marcando los principales lineamientos. "Los radicales no creemos en soluciones mágicas y no cedemos a la demagogia de las respuestas fáciles; aportamos lo que entendemos puede contribuir con el Gobierno", expresaron en ese texto.

Evaluaron que "la recurrencia de las crisis económicas demuestra que los argentinos no hemos sido capaces de enfrentar con determinación política esas limitaciones". Para los radicales, "el cambio no es un atributo de una coalición política, es una demanda social, y será posible en tanto la sociedad comprenda y acompañe las reformas. Contribuir es también distribuir esfuerzos y beneficios con equidad". "Cada medida que avanza en ese sentido, como la incorporación de los miembros del Poder Judicial al Impuesto a las Ganancias, es un paso en el sentido correcto", destacaron.