A menos de 72 horas de enfrentar el primer paro general de la CGT contra su gobierno, el presidente Mauricio Macri afirmó ayer que Argentina ‘no‘ puede ‘aceptar más comportamientos mafiosos‘ al apuntar contra ‘la política, la Justicia y los sindicatos‘ y aseguró que le sacará ‘el poder a cada uno‘ de esos dirigentes a los que acusó de ‘poner trabas‘ y buscar ‘desestabilizar‘ a su gobierno.

Al tiempo que se declaró “muy emocionado, muy conmovido” por la masiva marcha de apoyo al Gobierno del sábado pasado. 
Al encabezar un acto en la Casa de Gobierno donde firmó un Acuerdo Federal para la Construcción de 100 mil viviendas, Macri buscó retomar la iniciativa política al aseverar: ‘No podemos aceptar que nadie se crea el dueño de este país y el dueño de nuestro futuro, con el derecho de poner palos en la rueda sistemáticamente‘, enfatizó. 

‘Voy a dar esa batalla y le vamos a sacar el poder a cada uno de esos mafiosos, porque no construyen futuro, porque les ha ido bien con este modelo que ha acumulado pobreza y no quieren trabajar por los laburantes, por la gente, por el futuro‘, enfatizó el jefe de Estado.

En ese marco, el Presidente se refirió a la marcha en apoyo a su gobierno en Plaza de Mayo y en otras ciudades del país que tuvo entre las consignas ‘Voté a Macri porque no quiero más mafias‘ y señaló que esos carteles ‘tienen razón, no podemos aceptar más comportamientos mafiosos en la Argentina. Están en los sindicatos, en las empresas, en la política, en la Justicia. Por suerte son minoría, pero tenemos que combatirlo‘. 

Luego, consultado por radio Mitre sobre la ola de protestas desatadas en las últimas semanas en contra de la política económica de su Gobierno, Macri reconoció que ‘existe un reclamo genuino de una parte de la sociedad que necesita mejorar su situación, pero necesita un tiempo, las cosas no se construyen de un día para otro‘.
 

En ese marco, el Presidente dijo que ‘lo que más explica las movilizaciones es la política, la búsqueda de desestabilizar, para que los cambios no avancen, porque ponen en peligro lugares de poder mafioso en la política, en el sector sindical, en la justicia, pero son minoría y hay que tener el coraje de enfrentarlo‘. 

‘Yo, con el apoyo de la gente, voy a sacarles el poder para que Argentina no tenga impedimentos para ser un país con crecimiento para todos‘, desafió Macri tras señalar ante una consulta puntual, que detrás de esa supuesta desestabilización se encuentra su antecesora, la expresidenta Cristina Fernández pero no es ‘solamente ella‘ sino que ‘hay mucha más gante‘. ‘Digamos que si fuera solamente ella, no sería tan grave, hay mucha más gente trabajando para que no se deje avanzar en la propuesta de cambio que la mayoría de los argentinos quiere‘.

Macri encabezó ayer un acto en la Casa Rosada para lanzar un plan para la construcción de 100 mil viviendas, con una inversión del sector privado de 150 mil millones de pesos y la promesa de generar 100 mil puestos de trabajo.

El Acuerdo Federal para la Construcción de Viviendas fue presentado por el Presidente con la participación del secretario del gremio de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA), Gerardo Martínez, y el titular de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Gustavo Weiss.
 
En ese marco, Macri lanzó una dura crítica a los gremios por el paro general de la CGT del próximo jueves 6 de abril. ‘Yo respeto el paro de la CGT pero no lo comparto. El paro no ayuda para nada a los trabajadores y le costará al país más de 15.000 millones de pesos que podríamos aplicar para hacer más obras’, endilgó el Presidente a los popes del sindicalismo sentados en primera fila, entre ellos, Gerardo Martínez y José Luis Lingeri (obras sanitarias). Macri llamó ‘a la responsabilidad de los dirigentes para ver cómo bajamos la pobreza a partir de generar trabajo, porque no se trata de demostrar quién es el más fuerte, el más vivo, sino de focalizar en el futuro de la Argentina‘.

 

Hoy, acuerdo textil

El Gobierno nacional firmará hoy junto a empresarios y sindicalistas del sector textil y del calzado un acuerdo sostener el empleo y la venta de sus productos, a partir de un Programa de Recuperación Productiva (Repro) el que se sumará al plan de compras de esos productos en tres y seis cuotas, sin interés.

 

Lousteau renunció a la embajada de EEUU


 

El exembajador. Lousteau le presentó a las 16 su dimisión a Macri en Casa Rosada. 



El economista Martín Lousteau renunció ayer a su cargo al frente de la Embajada Argentina ante los Estados Unidos, luego de una reunión que mantuvo con el presidente Mauricio Macri en la que le presentó su dimisión, y de este modo movió el tablero de Cambiemos en el distrito porteño de cara a las próximas legislativas.

La renuncia se produce en medio de las negociaciones para una eventual candidatura de Lousteau en la Ciudad de Buenos Aires, para los próximos comicios legislativos. ‘Si Macri le propusiera competir por adentro (de la alianza gobernante) lo aceptaría‘, afirmaron a DyN desde el entorno de Lousteau, no obstante aclararon que ‘no creo que estén dadas las condiciones, se viene ECO de nuevo‘.

Asimismo, las fuentes consultadas comentaron que ‘no hay renuncia por enojo‘ sino que el economista ‘siempre había dicho que su intención era trabajar por la Ciudad‘. El legislador porteño del socialismo y socio de Lousteau Roy Cortina afirmó que el exfuncionario ‘va a competir en la Ciudad, lo vemos muy bien, estamos muy contentos‘.

‘Lo que hizo Lousteau fue cumplir con una etapa tal cual lo había dicho y colaboró con un gobierno, ahora comienza una etapa electoral en la ciudad y tiene que renunciar‘ a su cargo, subrayó Cortina. Desde el radicalismo porteño, otro socio de Lousteau le advirtió al PRO que ‘si ellos quieren cambiar las reglas de juego, habrá que ir por afuera‘.

En declaraciones a DyN, no obstante, indicó que existe la ‘vocación‘ de competir por adentro de Cambiemos en las legislativas y estimó una reunión ‘en los próximos días‘ con todos los referentes de ECO para ‘discutir‘ distintas posibilidades.