“Ayer no paró el país. Ayer se activó lo más importante, el cambio. Vimos la toma de conciencia, una profundización del debate de qué sirve para ver lo que sirve para el país. Vamos a debatir cuáles son las herramientas para construir el debate que todos queremos”, sostuvo Mauricio Macri al comienzo de su mensaje, durante la presentación de una nueva línea de créditos hipotecarios a 30 años en referencia al paro general organizado ayer por CGT en todo el país. 


El Mandatario se refirió en primera instancia electoral de octubre. “En octubre vamos a dirimir nuestras diferencias. Cada vez se nota más quienes queremos construir un futuro y quieren se aferran al pasado”. 

 

Después, dejó de lado la evaluación del paro y pasó al tema que lo convocó en un acto en el Banco Nación: la nueva línea de créditos hipotecarios. Desde abril del año pasado se han otorgado créditos por más de 3.500 millones de pesos y para el 2017 se esperaban otorgar créditos por un total de 10.000 millones de pesos, pero con el compromiso de los bancos públicos se espera cuadruplicar este monto, según informaron fuentes oficiales.



Recordó la carta que recibió hace pocos días de un encargado de edificio, José, en la que contaba cómo había logrado comprar su casa “con mucho esfuerzo”. “Arreglar el default y bajar la inflación generó una oportunidad concreta para adquirir un crédito a 30 años. Cada vez que bajemos la inflación, más bajo será el interés”, sostuvo, en un claro intento de vincular la política macroeconómica del Gobierno con  el “día a día” de los ciudadanos.



Después, hizo un llamado a la estructura bancaria para que el arranque de la nueva línea de créditos sea exitosa: “Quiero felicitar a los bancos Ciudad, Provincia y Nación y a los privados. Se tienen que arrimar todos a los bancos. A los empleados, entiendan que las personas van a llegar con muchos miedos y ansiedades y necesitamos que los contengan. Necesitamos que les digan que sí se puede”. 

 

Fuente: Télam