En un llamado que llegó de Brasília este mediodía, Michel Temer y Mauricio Macri cerraron la fecha de la visita presidente argentino al país vecino para el 7 de febrero próximo.
 

 

Según se supo de fuentes oficiales, fue Temer quien llamó a Macri y la conversación recurrió algunos aspectos de la relación bilateral.
 

La comunicación se iba a producir días antes pero Temer estuvo de viaje, confirmaron fuentes brasileñas. Entre los temas que se abordarán en dicha cumbre bilateral, aparece la agenda del Mercosur y la negociación del acuerdo del bloque con la Unión Europea.
 

El mandarlo brasileño que reemplazó a Dilma Rousseff tras su juicio político, se encuentra duramente jaqueado por el deterioro de la economía y por los escándalos de corrupción que ya se extendieron a la Argentina, como el de las coimas que habría pagado la firma Odebrecht.