Un mes después. Este fue el segundo timbreo consecutivo de Macri junto a la gobernadora en territorio bonaerense. El anterior había sido el sábado 11 de agosto.


 

En medio de la tensión cambiaria que llevó al dólar por arriba de los $40,50 y pronósticos de economistas que proyectan una inflación cercana al 45% anual, el presidente Mauricio Macri, acompañado por la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, encabezaron un nuevo timbreo de Cambiemos a nivel nacional.

Realizaron una visita a San Miguel, donde dialogaron con vecinos de ese municipio bonaerense junto al secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis y el intendente local Jaime Méndez.

Como es habitual esta práctica de contacto directo con la ciudadanía cuenta con la participación de ministros, funcionarios y legisladores, con el lema: "Volvamos a encontrarnos en un nuevo timbreo y hagámosle saber a cada argentino que lo seguimos escuchando y acompañando como en el primer día".

Ambos recorrieron el distrito que gobierna Jaime Méndez de Cambiemos, que reemplazó a Joaquín De la Torre, quien dejó el municipio para sumarse al equipo de gobierno de Vidal como ministro de Gobierno de la Provincia. Estuvieron en un pequeño centro comercial en el cruce de las calles Juan José Paso y Farías, en la localidad de Muñiz. Pasadas las 11 de la mañana se retiraron de San Miguel, partido vecino a Malvinas Argentinas, donde Macri tiene su quinta Los Abrojos.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, recorrió el barrio de Villa Elvira junto al intendente de La Plata, Julio Garro. El resto del Gabinete e intendentes se distribuyeron por Tigre, San Fernando, Quilmes, Cañuelas, entre otras.

Mientras corría el timbreo hubo nuevas manifestaciones de Vidal que pretenden disipar las dudas sobre si Macri se presentará a la reelección. Dijo que Macri está "entero y tranquilo" y opinó que debe ser reelecto.

 

Distensión. Tres adolescentes de San Miguel le arrancaron una sonrisa a Macri cuando posaron juntos para la selfie.

 

La gobernadora aseguró que "sin dudas" Mauricio Macri debe ser reelecto porque "la Argentina tiene un proceso comenzado que necesita más tiempo para consolidarse", aunque advirtió que no es tiempo para abordar la cuestión electoral debido a que "la gente está preocupada por llegar a fin de mes".

A un año de las elecciones presidenciales, Vidal descartó presentarse como candidata a la Casa Rosada y ratificó su respaldo a la intención oficial de que el líder del PRO vaya por la renovación de su mandato al frente de Poder Ejecutivo.

"Sin dudas", respondió rápidamente la referente del PRO sobre si el jefe de Estado debe ser reelecto en los comicios de 2019. En ese sentido, Vidal explicó que "la Argentina tiene un proceso comenzado que necesita más tiempo para consolidarse" y remarcó que, pese a la dura situación económica y social que enfrenta el Gobierno, a Macri lo ve "bien, entero, tranquilo".