El peor momento. El presidente Macri intentará dar hoy una señal al mercado y, acaso, al electorado sobre su voluntad de modificar su cuestionado esquema de gestión.

 

Hoy a las 9.45, el confirmado ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, dará a conocer el paquete de medidas a las que el Gobierno echará mano para intentar achicar el déficit fiscal y frenar la corrida cambiara que puso al dólar por encima del 40 pesos la semana pasada. Hasta ahí, la única certeza que tenía el Gobierno. Durante todo el día, igual como ocurriera en la jornada del sábado, la incertidumbre reinaba en la Quinta de Olivos con marchas y contramarchas sobre el nuevo plan económico, pero más puntualmente sobre el alcance de los cambios en el Gabinete.

En este contexto, el regreso de las retenciones a las exportaciones agropecuarias y la minería era un hecho. Se hablaba anoche de retenciones que vayan del 5 al 10 por ciento. También se eliminaría la última categoría del monotributo para transformar a su beneficiarios en responsables inscriptos. Es decir, que miles de contribuyentes pasarían automáticamente a pagar IVA y Ganancias.

En el plano de cambios de Gabinete, se pudo confirmar la continuidad del jefe de economía Nicolás Dujovne, pero, aunque seguirá en el Gobierno, se licuará el poder del jefe de Gabinete Marcos Peña. Es que quedaron afuera de la Jefatura de ministros, los vice jefes de Gabinete, Gustavo Lopetegui y Mario Quintana. Ambos pasarán a ocupar otros puestos menores. También queda en pie la reducción de entre 12 y 13 ministerios lo que capultará a las carteras más importantes y convertirá a otros en secretarías.

La decisión del presidente Mauricio Macri es la fusión por áreas temáticas de todo el Gabinete. Esto supone que habrá un ministerio de Economía fuerte, un mega ministerio de Desarrollo Social y otro grande Educación. Varias de las decisiones son resistidas incluso por los socios de Cambiemos.

A la salida de Lopetegui y Quintana se sumaba otro dato político de importancia: que estaba prácticamente cerrado el desembarco de Alfonso Prat-Gay a la Cancillería en reemplazo del actual ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie -ver nota vinculada-.

El otro mencionado como reingresante al gobierno fue el extitular del Banco Nación, Carlos Melconian en reemplazo de Dujovne. El economista habría quedado afuera porque para tomar el timón de Economía exigía, como condición, comandar el Banco Central, ya que tiene una pésima relación con el actual titular, Luis "Toto" Caputo. Por ahora Melconian no sigue en carrera.

Otro dato central: se confirmó la idea de que el hasta ahora ministro de Modernización (rebajado a secretaría), Andrés Ibarra, desembarque en la Casa Rosada como segundo de Peña. Esto significa un golpe duro para Peña: Ibarra es amigo personal del Presidente y, en los últimos dos años, no paró de quejarse de Quintana, quien intentó cercarlo con funcionarios de su confianza y darle órdenes como un jefe.

Por su lado, Desarrollo Social será un ministerio trascendente: Carolina Stanley tendrá bajo su ala la cartera de Salud (resistido cambio por los radicales que intentarán frenarlo hasta entrado el día de hoy) y se anexará el Anses. Otro que quedará con un ministerio fuerte será Alejandro Finocchiaro, el titular de Educación, quien se anexará Ciencia y Tecnología (lo más probable es que Lino Barañao deje su cargo si es reducido a secretario) y Cultura, cuyo titular, Pablo Avelluto, es amigo personal de Finocchiaro. Es decir, se quedaría. En Seguridad prevalece Patricia Bullrich aunque ese puesto lo reclamaba la UCR.

Fuerte expectativa por saber si habrá impuesto al turismo para frenar la salida de divisas.

>Cancillería: esperan la vuelta de Prat Gay

 

Como parte de los cambios en el Gabinete y recorte de ministerios por la turbulencia cambiaria, suena fuerte por estas horas la vuelta de Alfonso Prat Gay al Gabinete de Cambiemos. Según pudo saber TN.com.ar de fuentes de Presidencia, el economista fue convocado por el presidente Mauricio Macri para asumir como nuevo Canciller en reemplazo de Jorge Faurie, que dejará su cargo.

El ofrecimiento a Prat Gay fue decidido durante las extensas reuniones que el Presidente mantuvo en Olivos con su mesa chica y los ministros. De aceptar la propuesta el economista regresaría al Gobierno, después de haber sido desplazado como ministro de Hacienda y Finanzas en diciembre de 2016.

Macri le hizo la oferta a Prat Gay con el objetivo de darle una impronta más económica a la Cancillería. La noticia sorprendió a Faurie en medio de sus vacaciones y regresará de inmediato al país. El hasta ahora ministro de Relaciones Exteriores y Culto pasaría a ser asesor hasta después de la cumbre del G20 en Argentina.

 

 

 

>Sánz rechazó su ingreso al Gabinete

 

Después de fuertes versiones que daban cuenta de su ingreso al gobierno luego de que la cúpula de la UCR le reclamara a Macri tres ministerios para ocuparlos con dirigentes radicales, el mendocino, Ernesto Sánz, rechazó la oferta de incorporarse al nuevo Gabinete nacional.


El extitular del partido, a primera hora de la tarde del domingo, había sido citado a la Quinta de Olivos. Tenían pensado ofrecerle el Ministerio de Defensa, que en la actualidad ocupa su correligionario, Oscar Aguad, pero al parecer, Sánz quería el Ministerio de Seguridad. No es la primera vez que este aliado le dice no a un ofrecimiento de Mauricio Macri; antes de asumir en la Rosada, a fines de 2015, se había anunciado que sería ministro de Justicia, pero luego adujo motivos personales y lo descartó. Y justamente la cartera de Justicia es la que produjo otra confirmación, ya entrada la noche. Allí seguirá Germán Garavano.

 

 

 

>Darían un bono a los titulares de las AUH

 

En medio de las reuniones en Olivos antes de anunciar la reestructuración del Gabinete y las medidas para bajar aún más el déficit, el Gobierno también definía anoche el refuerzo de la ayuda social para contener el impacto de la crisis económica, la devaluación y el traslado a precios en los sectores más vulnerables. Funcionarios del área social preparan un bono para este mes destinado a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), además de un aumento de las partidas alimentarias para los comedores.


"Vamos a hacer algo con la AUH, seguramente será un refuerzo tipo bono para septiembre, aunque todavía estamos definiendo el esquema. Quedan por revisar algunas cuestiones con Hacienda", dijo a Clarín uno de los funcionarios encargados de la contención de la franja de menores recursos.


El refuerzo aún no tiene monto confirmado.

 

 

>Peronismo no K espera lanzamiento

 

Mientras el Gobierno decide medidas económicas y una nueva estructura de conducción política, la oposición peronista acelera los tiempos del reagrupamiento.

 

"Ya está, no tenemos más tiempo. Esto se complica y hay que prepararse para jugar fuerte", desliza uno de los principales referentes del peronismo no kirchnerista. Y explica que, en "no más de 10 días", el senador Miguel Ángel Piccheto, el economista Roberto Lavagna, el tigrense Sergio Massa, el gobernador tucumano Juan Manzur, el mandatario sanjuanino Sergio Uñac y "seguramente" el salteño Juan Manuel Urtubey encabezarían un anuncio de unidad, del cual queda por definir la forma. Analizan este aspecto con consultores especializados en comunicación política, según reprodujeron medios nacionales.

 

La movida incluye un mensaje claro a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner: "Si se queda quietita ocupándose de sus problemas y se corre del centro de la escena, de seguro se le lanzará una cuerda al kirchnerismo para que se sume de alguna manera", cuenta el dirigente.

 

El plan de reorganización (que incluye la eventualidad de sumar movimientos sociales y agrupamientos sindicales) entronca con otra sorpresa en marcha: Eduardo Duhalde, de gran protagonismo mediático en estos días, sería el futuro presidente del Partido Justicialista, en reemplazo del exgobernador sanjuanino José Luis Gioja. Para ello, debería solicitarse la autorización de la jueza electoral María Servini.