Horas de definiciones. La Quinta de Olivos fue ayer el epicentro de las reuniones de Mauricio Macri con sus dirigentes más cercanos y con vos y voto. Hoy, esta escena se repetirá hasta la noche.

 

Con la pesada misión de poner en blanco el dibujo del ajuste en el Estado con el que pretende dar señales claras al FMI y a un mercado, que se maneja solo al ritmo que impone la desconfianza en las finanzas de Argentina, el presidente Mauricio Macri mantuvo ayer maratónicas cumbres en Olivos con dos ejes: determinar los cambios en su Gabinete y afinar los detalles del nuevo plan económico que se anunciará este lunes.

Hasta ahora se sabe que el Presidente analiza achicar la cantidad de ministerios y no se descarta la salida de algún funcionario de la mesa chica del PRO como los vicejefes de Gabinete, Gustavo Lopetegui y Mario Quintana. Y pese a la presión para que saque a Marcos Peña, el jefe de Gabinete conservaría el cargo, aunque si salen sus dos vice jefes su poder quedaría seriamente disminuido.

El Gobierno de Cambiemos cuenta con una veintena de ministerios, y la idea que ronda la Quinta de Olivos es bajarlos a 12.

La versión de la reducción va y viene desde antes de las elecciones 2017, pero recién ahora se haría efectiva.

Los rumores alcanzan varias carteras: Agroindustria, dirigido por Luis Etchevere; Ciencia y Tecnología, de Lino Barañao; Ambiente y Desarrollo Sustentable, de Sergio Bergman; y Energía, de Javier Iguacel, entre otros.

"Entre hoy y mañana se va a avanzar con los temas fiscales como continuidad de la reunión del viernes", agregaron anoche fuentes oficiales.

Macri recibió también a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y al consultor Duran Barba. Vidal y Larreta hace rato vienen reclamando un ajuste de este tipo como así también el regreso de las retenciones al campo.

Por la tarde, el Presidente volvió a juntarse con el ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, para definir los anuncios de medidas fiscales, previas al viaje a Washington para cerrar el nuevo acuerdo con el FMI. Se descuenta que las conversaciones seguirán hoy domingo, casi hasta que el funcionario esté en el estribo del avión.

Antes, Macri espera definir cambios en el Gabinete. Mientras que Peña resistiría en su cargo, hay rumores de que podría perder poder. En ese sentido, la salida de Lopetegui o Quintana -o de ambos - sería toda una señal.

Una primera mirada sobre la cumbre de este sábado es que, mientras un sector le pide apertura en sus decisiones, Macri se cerró en su mesa más chica. A la reunión no fueron convocados otros macristas del ala política, como el ministro Rogelio Frigerio y el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. Tampoco aliados radicales como el jefe del partido, Alfredo Cornejo, o el gobernador Gerardo Morales. Ni representantes de la Coalición que lidera Elisa Carrió.

Respecto a los cambios en la estructura y la fusión de algunos ministerios -en caso de confirmarse-, se licuaría el poder de los ex CEO.

En este contexto, el regreso del expresidente del Banco Nación, Carlos Melconian y de Alfonso Prat Gay al Gobierno es muy difícil por la decisión de Macri de mantener a Peña. El vínculo de estos economistas con el jefe de Gabinete está muy dañado, al punto de volver casi inviable la convivencia.

Por la noche trascendió que hubo un llamado de Elisa Carrió al Presidente, y que él prometió que no hará nada que comprometa su rol en Cambiemos. "Sos mi única socia en serio", fue su respuesta.

 

Esperan cita con provincias

 

El Gobierno tiene agendado para el martes próximo a las 13 horas una reunión con los ministros de Economía de las 19 provincias opositoras. Si bien por estas horas en la Casa Rosada son optimistas y creen que alcanzarán un acuerdo con los distritos, puertas adentro admiten que el objetivo es complicado, según informó por estas horas el diario Ámbito Financiero.

"Tenemos quince días. Es complejo, pero vamos avanzando", revelaron fuentes oficiales vinculadas a las negociaciones entre Balcarce 50 y las provincias opositoras. Lo cierto es que las últimas jornadas cambiarias marcadas por la altísima volatilidad conspiran con las negociaciones, sobre todo luego de los reproches de algunos gobernadores peronistas sobre la situación económica en los últimos días.

Desde Casa Rosada indicaron que "las circunstancias no ayudan" pero destacaron que aún existe "un buen clima y buena predisposición" por parte de los mandatarios. "Estamos hablando con todos, todo el tiempo", aseguran las fuentes oficiales sobre los últimos dos días marcados por el frenesí cambiario. Las conversaciones para delinear el Presupuesto comenzaron en julio pasado con una reunión de los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda) y Rogelio Frigerio (Interior) con los titulares de Economía.

 

Ajuste adicional de $100 mil millones


El ajuste adicional que el Gobierno presentará el martes próximo será de al menos 100.000 millones de pesos. Así, la cuenta total del recorte para el año próximo alcanzaría los 400.000 millones de pesos, lo que llevará el déficit fiscal al 0,4 por ciento, un número sustancialmente inferior al 1,3 por ciento que se acordó con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según publicó el diario La Nación, la administración nacional absorberá el ajuste agregado, con lo que el Gobierno se prepara para reducir el rojo en sus cuentas en 300.000 millones de pesos. Los otros 100.000 millones de pesos son los que tendrán que asumir las provincias, negociación que, según la Casa Rosada, se encuentra encaminada.

Con la nueva meta de déficit fiscal, el Gobierno busca conformar al FMI en medio de la renegociación del acuerdo que suscribió en junio por 50.000 millones de dólares y responder al principal requerimiento de los mercados, tras una semana de histeria cambiaria: acelerar el ajuste. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, viajará a Washington para presentarle este martes la hoja de ruta a Christine Lagarde, directora del FMI. El vocero del Fondo, Gerry Rice, afirmó que "el personal del FMI y las autoridades argentinas han estado trabajando estrechamente para fortalecer el acuerdo".