Durante su visita a Holanda, el presidente Macri y su esposa, Juliana Awada, fueron invitados por los reyes, Guillermo Alexander y Máxima Zorreguieta, a alojarse en la residencia real de la Villa Eikenhorts, en un gesto fuera de protocolo, informaron hoy fuentes oficiales.

 

Macri y Awada, quienes llegaron antes de las 10 hora argentina al aeropuerto de Schiphol, en Amsterdam, pasarán el fin de semana en la Villa Eikenhorst junto a los anfitriones, el rey Guillermo y la reina Máxima, antes de que comience la gira oficial del mandatario argentino el próximo lunes.Durante la primera actividad oficial, Macri y su esposa volverán a encontrarse ese día con los miembros de la corona de Holanda pero esta vez en el Palacio Real de Amsterdam.

 

 

También junto al matrimonio real europeo, el jefe de Estado participará del Foro de Negocios en el que ‘holandeses y argentinos de los sectores público y privado discutirán formas de promover la cooperación económica‘, agregaron las fuentes. Macri y Awada y el rey Guillermo y la reina Máxima mantuvieron un almuerzo en la Argentina, a fines de 2016, en la estancia ‘Pilpilcura‘, ubicada en la provincia de Río Negro.