El presidente francés Emmanuel Macron calificó este viernes al mandatario argentino Alberto Fernández como "un actor importante en el tormentoso escenario internacional actual" y destacó "la defensa de los derechos humanos y democráticos como objetivos compartidos entre la Argentina y Francia".

Asimismo Macron felicitó a Fernández por el acuerdo alcanzado con el FMI y dijo que "ahora es la ocasión para seguir construyendo el vinculo entre ambos países", en una declaración conjunta en el patio de entrada del Palacio presidencial del Elíseo en París minutos antes de que los mandatarios compartan una reunión bilateral.

Por su parte, Fernández aseguró ante Macron que su presencia en Francia es para "ponerse a disposición para ver en qué podemos ayudar para que el mundo recupere La Paz" y afirmó estar "convencido de que el mundo necesita más proteínas, no misiles".

"Como presidente de la Celac traigo la preocupación del continente por la guerra en Ucrania. No podemos seguir poniendo en riesgo la seguridad alimentaria y energética. Hay que buscar poner fin al ataque ruso. Después del daño de la pandemia necesitamos que la economía vuelva a crecer", enfatizó el mandatario argentino.

Fernández afirmó que el éxito electoral de su homólogo francés Emmanuel Macron el mes pasado ante la ultraderechista Marine Le Pen trajo mucha tranquilidad al mundo. "Lo hablamos con Lula y celebramos su éxito electoral que trajo mucha tranquilidad al mundo", le dijo Fernández al reelecto Macron al brindar una declaración conjunta en el Palacio presidencial del Elíseo.

Fernández llegó a las 10.50 hora francesa (6.50 hora de la Argentina) al Palacio presidencial del Elíseo en París para reunirse con su homólogo francés. Lo hizo acompañado por su comitiva y fue recibido por una guardia de honor en el patio de entrada del Elíseo, ubicado en el corazón de la capital francesa a pasos de la plaza de la Concorde y del Arco del Triunfo.

En una rueda de prensa, el Presidente explicó las motivaciones del viaje que emprendió esta semana en Europa, que lo llevó el martes a Madrid, el miércoles a Berlín y el jueves y viernes a Francia, para encontrarse con los líderes de esos países en su calidad de presidente pro témpore de la Comunidad de los Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).



"Hay un mundo de la periferia, que no es el mundo central de los poderosos, que está padeciendo y mucho los efectos de esta guerra. En mi condición de presidente de la Celac, tengo la obligación moral y ética de llevar ese mensaje a los que son actores" del conflicto, precisó Fernández.

"Estamos preocupados por lo que genera la evolución del conflicto bélico, con consecuencias globales muy preocupantes. Les dije a Sánchez y Scholz que tenemos que hacer algo para que este conflicto termine cuanto antes, hacer algo para propiciar el fin de las acciones bélicas y hacer algo para que encuentren un entendimiento", dijo Fernández.

Según el panorama que Fernández trazó en las reuniones que mantuvo en Europa, la guerra en Ucrania "pone en riesgo a la región" latinoamericana, por la gran desigualdad de ese continente. La gran preocupación del Presidente es que se "quiebre" la seguridad alimentaria y energética de la región.

Fuente: Télam