El tribunal, por un lado, rechazó un pedido de la ex Presidenta para investigar toda la obra pública de los 12 años de kirchnerismo y no sólo la del empresario detenido Lázaro Báez. En tanto, en otro expediente se confirmó la desestimación de una denuncia penal que Cristina Fernández había presentado contra el juez federal Claudio Bonadio y la diputada nacional Margarita Stolbizer.
 

 

Las dos decisiones –dictadas por mayoría de dos votos a uno– fueron tomadas por los mismos jueces que deberán resolver si confirman o revocan el procesamiento de Cristina Fernández, Lázaro Báez, el ex ministro Julio De Vido y otros acusados, por asociación ilícita y defraudación agravada en las millonarias obras viales para Santa Cruz que el kirchnerismo le otorgó al empresario.
 

Los camaristas Jorge Ballestero y Leopoldo Bruglia coincidieron con que "la petición efectuada por la defensa relacionada con llevar a cabo una pesquisa integral sobre todos los contratos de obras públicas que fueron ejecutados en todo el país desde el 25/5/2003 al 12/2015, excede –en esta instancia procesal– ampliamente el objeto procesal de esta causa", sostuvo Bruglia en su voto.