Cocina. Además del acampe, los manifestantes tienen previsto montar una cocina para preparar comida.



Organizaciones de izquierda en Argentina anunciaron ayer que mañana se movilizarán en Buenos Aires para protestar contra las reformas en el campo laboral y en jubilaciones que impulsa el Gobierno del presidente Mauricio Macri.

Las agrupaciones políticas y sindicales de izquierda marcharán en horas de la tarde desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo, en la ciudad de Buenos Aires, frente a la sede del Ejecutivo. La protesta contará además con la adhesión de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y otros gremios, que ese día realizarán una huelga. "La crisis la tienen que pagar los capitalistas, hay que ajustar a los ajustadores", dijo ayer en rueda de prensa Néstor Pitrola, dirigente del Partido Obrero.

La movilización ha sido convocada contra la reforma laboral y los cambios en las jubilaciones que se debaten en el Parlamento y que son impulsadas por el oficialismo. Pero también contra los despidos en el Estado y los cierres de fábricas, según explicaron las organizaciones convocantes.

En la ciudad de Buenos Aires, el Polo Obrero instaló ayer una carpa en la porteña avenida 9 de Julio, frente al Ministerio de Desarrollo Social, en reclamo de aumentos en los programas sociales y en rechazo a las reformas impulsadas por el Gobierno, en el marco de un "acampe por tiempo indeterminado y acciones de lucha en 13 puntos del país".

A la espera de un llamado oficial, unos 2.000 manifestantes permanecen acampando frente al Ministerio de Desarrollo Social.

Un comunicado del Polo Obrero cuestiona los "nuevos tarifazos en gas y luz, más otro aumento en las naftas que disparó la inflación". Con esos argumentos, ayer se instalaron carpas en todo el país -una de ellas en la avenida 9 de Julio- en reclamo de un "aumento en el Argentina Trabaja y los programas sociales".

Los piqueteros también piden por un "bono de fin de año a los precarizados", "trabajo genuino, pase a planta permanente", y "apertura de los programas sociales, por el ingreso universal a todos los desocupados".

Además, a través del comunicado de prensa, denunciaron un "pacto de las organizaciones sociales y la CGT con el gobierno, que renuncian a las acciones de lucha por las reivindicaciones del movimiento popular".

Télam y Efe