Un delfín murió luego de que unas personas lo sacaran del agua para tomarse una selfie en el balneario bonaerense de San Bernardo. 

 

Claudia, quien presenció la trágica escena, contó que el delfín fue sacado del agua y después no fue devuelto al mar. "Lo dejaron morir", dijo durante una entrevista con el canal C5N.

 

 

"Nadie lo metió en el mar", comentó la mujer, que filmó un video en el que se observa cómo varias personas tocaban y se sacaban fotos con el delfín.

 

"Era chiquito y se vino hacia la orilla. Lo podían -agregó Claudia-devolver al mar, de hecho respiraba, pero todos se pusieron a sacarle fotos y a tocarlo. Decían que ya estaba muerto".

 

Fuente: Minuto Uno