Una ecografía abdominal realizada el pasado 23 de mayo al presidente Mauricio Macridetectó la existencia de un quiste pancreático preexistente de carácter benigno.  El estudio se realizó en el Centro de Diagnóstico Maipú, centro sanitario al que concurrió hoy para someterse a una resonancia magnética donde, según se informó de manera oficial, obtuvo el mismo diagnóstico "por lo que no es necesario realizar tratamiento alguno".

 

Presidencia de la Nación informó sobre los resultados de los análisis mediante un comunicado oficial: "Una ecografía abdominal mostró la existencia de un quiste pancreático preexistente de carácter benigno. Hoy, en el mismo Centro, se le realizó una resonancia magnética y se obtuvo el mismo diagnóstico por lo que no es necesario realizar tratamiento alguno", rezó el texto.

 

Hace unos diez días, el presidente argentino también había sufrido un contratiempo por su salud. Mientras trabajaba en su despacho de la Quinta de Olivos, sufrió una leve descompensación.

 

Los integrantes de la Unidad Médica Presidencial decidieron que se le realizara una revisión en la Clínica Olivos. Allí, se le detectó una arritmia y después de permanecer unas horas en observación, se le dio el alta para que regresara a su residencia.