Cuando el diputado por el Frente para la Victoria Máximo Kirchner habló en la cámara de Diputados para dar a conocer su postura sobre el proyecto de ley que podría legalizar el aborto , el hijo de la expresidenta Cristina Kirchner se refirió al embarazo que perdió su exmujer Rocío García en 2011.

 

Máximo contó que en ese momento tuvieron que acudir al Hospital público de Río Gallegos, que contaba con "todas las cuestiones de salubridad", y que aún así pensó en el dolor que estaría sintiendo la madre de sus hijos "cuando se la llevaban para terminar el raspaje porque estaba en peligro su cuerpo".

 

"Quizás esta no sea la solución ideal, es la posible", expresó después, al afirmar que votaría a favor del proyecto. Al hacerlo, recordó las palabras de su padre Néstor Kirchner cuando votó a favor del matrimonio igualitario: "Por mandato popular, por comprensión histórica, por decisión política: educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir".