Después de un parate que levantó duras críticas y comentarios irónicos de todo tipo en los medios, la Cámara de Diputados logró ayer sesionar por primera vez en el año desde la apertura de sesiones el 1 de marzo y dio media sanción a un proyecto de ley muy esperado: la gratuidad de tarifas del servicio eléctrico para usuarios electrodependientes, tras un acuerdo entre el oficialismo y los distintos sectores de la oposición. 

La propuesta fue aprobada por unanimidad en una sesión de carácter especial, convocada por el oficialismo con 211 votos a favor. 

Por un acuerdo entre el oficialismo y el massismo, en esta primera sesión del año se debatió una sola iniciativa y el resto del temario que pretendía incluir Cambiemos, en el que se incluía una propuesta que promueve la creación del Programa de Acompañamiento para el Egreso de Adolescentes sin cuidados parentales, serán debatidos la semana que viene. 

En la norma que obtuvo ayer la media sanción de la Cámara baja se establece que las personas “electrodependientes por cuestiones de salud” gozarán de “un tratamiento tarifario especial gratuito en el servicio público de provisión de energía eléctrica que se encuentre bajo jurisdicción nacional”. 

Durante el debate, el diputado bonaerense Carlos Castagneto (Frente para la Victoria) justificó la sanción de esta ley al sostener que en estos casos el suministro de energía “no puede depender de la buena voluntad de una empresa”. ‘Si bien tenemos profundas diferencias con los partidos que conforman el gobierno nacional, como legisladores, y respecto a este proyecto, hemos privilegiado la construcción de políticas de Estado”, aseveró el legislador, uno de los impulsores de la iniciativa. 

El titular de la comisión de Discapacidad, José Alberto Ciampini (FPV-PJ), indicó que la Corte Suprema “ponderó que el derecho a la salud está íntimamente relacionado al derecho a la vida” y destacó que “los usuarios electropedendientes merecen por su peculiar condición una atención especial” su “inclusión al régimen específico del servicio de distribución energética”.

Por el oficialismo, Luciano Laspina (PRO) aprovechó su intervención para hacer un pedido formal para que las provincias que carecen de una norma al respecto “adhieran a esta ley y puedan darle gratuidad a las personas electrodependientes”. Incluso, en el proyecto se invita a las provincias a adherirse a la presente ley y a reconocer la gratuidad en los componentes de la facturación del servicio público de provisión de energía eléctrica que se encuentren bajo su propia jurisdicción.

En tanto se establece que el Poder Ejecutivo Nacional asignará las partidas presupuestarias necesarias para el cumplimiento de los fines de la presente Ley. Asimismo, en la norma se acordó que “la empresa distribuidora deberá habilitar una línea telefónica especial gratuita de atención personalizada destinada exclusivamente a los usuarios electrodependientes”. Además, el Ministerio de Salud creará y tendrá a su cargo el Registro de electropendientes y ordena al Ejecutivo a desarrollar “campañas de difusión, educación y concientización con el fin de promover los derechos de este sector”.

 

Acuerdo por el cepo a las excarcelaciones


La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y senadores de las principales bancadas acordaron ayer convertir en ley la semana próxima el proyecto que limita las excarcelaciones en delitos violentos.

La funcionaria explicó que la reforma apunta a que ‘los delitos violentos, el robo seguido de muerte, el robo violento, la violación, los delitos sexuales no van a tener los beneficios de la ley 24.660‘ pero remarcó que la doctrina impide la retroactividad para los hechos penales, aunque dejó abierta una puerta a la revisión de esa cuestión a futuro en el caso de violadores.