Desde la cárcel, la dirigente social Milagro Sala dijo este sábado que se "punteó" en el estómago con una tijera dentro del penal donde se encuentra detenida, versión que había sido desmentida por el gobierno jujeño. La líder de la Tupac Amaru reveló que lo hizo como reacción ante las nuevas causas que le imputan diversos delitos y añadió que es perseguida por ser "la única que hace oposición" en la provincia norteña.

 

"Me quise matar cuando me enteré que tenía tres causas más", dijo Sala, y precisó que intentó lesionarse primero con un cuchillo y luego con tijeras. "No me lastimé tanto, porque me agarraron y me sacaron las tijeras, pero sí me lastime", expresó.

 

En contraposición, el secretario de Comunicación y Gobierno Abierto de la administración jujeña, Raúl García Goyena, había asegurado en un comunicado que la jefa de la Tupac Amaru protagonizó días atrás "una disputa de poder dentro de la Unidad Penal N° 3, donde está alojada, pero que no derivó en ningún tipo de agresión física ni autolesión".

 

"Nunca fue una pelea para liderar. Estoy escribiendo un libro, estoy leyendo. No me interesa un pepino liderar", contradijo Sala la información oficial.

 

"Nos están apretando demasiado. Están continuamente provocando", señaló la dirigente social en diálogo con AM 740 en referencia al gobierno provincial que encabeza Gerardo Morales. Y agregó: "Me tienen miedo porque la única oposición que hay acá soy yo". También cuestionó que, mientras tanto, "el peronismo esta abajo de la cama, cagado de espanto".

 

Milagro Sala dijo que ella nunca "robó ni un mango" y pidió disculpas por su "arrebatamiento" desde su "profundo corazón de coya". Explicó que se quiso lastimar por estar "podrida" de que la "llenen de causas". La dirigente social -detenida en su provincia desde el 16 de enero de 2016- sostuvo que en el tiempo que está en prisión le "inventaron" 35 causas, a razón de "una por mes".

 

Fuente: Télam